Casi un millón y medio de dólares es el valor de la aeronave que ingresó de manera irregular al aeropuerto Martin Miguel de Güemes. Investigan si el exdiputado incurrió en el delito de contrabando.

A pesar del llamativo silencio local, las marcadas irregularidades en el ingreso de una aeronave propiedad de Alfredo Olmedo al país tomaron relevancia nacional. El recluido exdiputado aún no dio las explicaciones del caso y está siendo investigado por contrabando de importación por los fiscales Carlos Amad y Paula Gallo Puló.

Cuarto Poder accedió a la boleta de compra de la aeronave marca Piper modelo PA-46-350P (M350) de origen estadounidense a nombre de Alfredo Horacio Olmedo. La operación se concretó en agosto de 2020 por un valor de U$S 1.469.475,00 o $120.795.870,00 tomando los valores del dólar oficial. La entrega, no obstante, se programó para septiembre.

De ese total, el exdiputado pagó un millón de dólares y dejó un saldo pendiente de U$S 469.475,00. A lo que deberá sumar los impuestos correspondientes, si es que pretende quedar exento del delito que se le atribuye.

En la descripción del producto se pueden apreciar detalles como el número de serie, el motor, el modelo de hélice y hasta los colores interiores y exteriores. También se detalla que el traslado del avión en vuelo desde Florida (EEUU) hasta Buenos Aires fue provisto por la compañía Globe Aero LLC.

Según pudo averiguar Cuarto Poder, la aeronave ingresó al país luego de haber hecho escalas en Jamaica, Colombia y Perú; pero no hay registros de que haya aterrizado en el aeropuerto internacional de San Fernando, tal como estaba estipulado. Ni el valor de la aeronave, ni el programa de vuelo fueron notificados a las autoridades argentinas; por lo que la avioneta podría convertirse en material de secuestro y, eventualmente, ser utilizada para actividades de la Dirección General de Aduanas.

La obsesión del exdiputado con las aeronaves es tal que allá por 2009 propuso una curiosa forma de hacer campaña en el sur provincial: Prestar su avión fumigador a los terratenientes de la zona. En 2016, el diputado de Anta Pedro Sández insinuó que la actividad aérea en Salta Forestal podría estar vinculada al narcotráfico y las avionetas de Olmedo.

El antecedente más reciente tuvo lugar el año pasado cuando sus asesores de campaña tuvieron la brillante idea de sobrevolar la provincia en una avioneta con altoparlantes en horas de la siesta. Los votantes le hicieron saber lo patético de la iniciativa, primero en redes sociales, después en las urnas.

Mirá el detalle de la factura:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here