Tras la autorización del gobierno para la realización de ceremonias religiosas, los templos evangélicos retomaron sus actividades, aunque con menos concurrencia. 

 

En medio de versiones que señalaban que algunos templos evangélicos no habían sido autorizados a abrir sus puertas pese a las habilitaciones del gobierno, desde la congregación señalaron que los permisos están vigentes, pero que la decisión de abrir las puertas queda a disposición de cada pastor.

En diálogo con Cuarto Poder, el representante de la Iglesia Bautista en Salta, Renato García, sostuvo que: «No he tenido ninguna noticia de alguna (iglesia) a la que le hayan impedido».

Por otro lado, aclaró que en el caso de los templos que ya se encuentran funcionando, lo hacen bajo estrictos protocolos. «Básicamente lo que se ha recomendado es que no sea un grupo grande de personas, se recomienda el 20% o 25% de la congregación. Está funcionando todos los días de la semana hasta las horas 20 para reuniones».

También destacó que el protocolo es el mismo que se aplica a las ceremonias de la iglesia católica: Colocar algún trapo con lavandina para limpiarse los pies, utilizar alcohol en gel, usar siempre barbijo y mantener distanciamiento de 2 metros dentro del salón.

«Hay mucha gente que por decisión propia todavía no está asistiendo. Estamos en un inicio y esto es demasiado variado. Veremos el 29 cuando anuncien las nuevas medidas», concluyó García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here