Dos empleadas de la subsecretaría de Control Comercial quedaron detenidas en el marco de un allanamiento dispuesto por la fiscalía de Delitos Económicos Complejos. 

 

Una mañana convulsionada se vivió en el Centro Cívico Municipal, particularmente en el área de Control Comercial. Dos empleadas quedaron detenidas en el marco de un allanamiento por adulteración de documentos públicos dispuesto por la fiscalía de Delitos Económicos Complejos. Al parecer, los sellos y las firmas eran utilizados para adulterar expedientes vinculados a habilitaciones comerciales.

Las empleadas detenidas deberán declarar en las próximas horas, además se secuestraron varias computadoras y expedientes.

El procedimiento estuvo a cargo de la Brigada de Investigacones y las averiguaciones preliminares están a cargo de la fiscal Verónica Simesen de Bielke.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here