Pese al gran montaje del Ministerio de Seguridad en el superclásido del domingo, un hombre logró ingresar al estadio con un arma. Formas de malentender el periodismo bonzo.

Por “hombre” nos referimos en este caso por el periodista Marcelo Armando Hoyos, que hizo la gran Michael Moore y a lo bonzo puso a prueba el operativo de seguridad dispuesto en el Estadio Martearena para el partido entre Juventud Antoniana y Central Norte. Armando Hoyos dijo en Aries Fm que para testear si el operativo era bueno o trucho, metió una pistola (de juguete) en la mochila, la cual jamás fue revisada. “Ingresé a la platea con el arma en mi mochila y no me revisaron, además me di el lujo de hacerla desaparecer”, dijo el relator durante la transmisión del partido, para luego criticar duramente al operativo policial. Lo gracioso del relato de Hoyos, que en su facebook no paró de criticar al muy criticable jefe de Policía (Lami) es que antes de ocurrírsele hacer su jueguito con el chumbo, había criticado el fuerte operativo: “Esta tarde a raiz de la inoperancia policial todos lo que vamos a la cancha seremos el asesino de Cruz porque la policia nos va a revisar hasta los calzoncillos delante de nuestros hijos como si fueramos delincuentes. Sera brutal el operativo me lo acaba de contar un pariente policial!”, escribió en su facebook (los errores ortográficos son textuales). Ya posteriori fue a burlarse con lo del arma. Después de la muerte del hincha esto puede ser leído como una falta grave. Ahora, también es cierto que los policías no podían esperar que un relator de una radio conocida metiera un chumbo. Suponemos, de todos modos, que Hoyos no se quejará cuando, a partir de ahora, le palpen hasta la zona que se escribe casi igual que su apellido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here