«Hay equipo» escribió Susana Pontussi y compartió la foto junto al diputado Olmedo y la senadora Fiore, quienes ayer se concentraron para festejar los abortos clandestinos.

Se hacen llaman «pro vida» apropiándose de la palabra vida como si ellos solos podrían referirse a valores éticos y morales. Pero hay que llamar a las cosas por su nombre por ello es necesario reconocerlos como antiderechos.

En el día de ayer a un año del rechazo de Senadores nacionales al proyecto sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), grupos católicos y evangélicos se movilizaron en ciudades de todo el país y «festejaron» que las mujeres siguen sometiéndose a abortos clandestinos.

En Salta estuvieron frente a la Legislatura provincial y fueron comandados por el precandidato a gobernador Alfredo Olmedo y la senadora Fiore quienes ya se perfilan a armar un frente político provincial que tenga como principal bandera la oposición constante de los derechos exigidos por el movimiento feminista y de la diversidad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here