La defensa legal del ex juez federal Ricardo Lona dejó para los primeros días de 2020 la presentación de un escrito con el descargo, ligado a las denuncias por amenazas. Esta indicación dieron cerca del ex magistrado, quien el fin de semana fue notificado de esta imputación por el fiscal penal interino de Rosario de Lerma, Gabriel Portal, en función de la presentación hecha por una vecina de la localidad de San Luis.
En esta ocasión, sobre Lona recayó esta denuncia por barbarazos y aprietes, tal como publicó el 11 de diciembre último Cuarto Poder (Ver nota “Investigan a Lona por amenazas”: https://cuartopodersalta.com.ar/investigan-a-lona-por-amenazas/) y por ello concurrió a esta fiscalía vallista al final de la semana anterior, escoltado por efectivos de la Policía Federal. Como se recordará, el otrora hombre fuerte de España y Deán Funes cumple prisión domiciliaria, pese a una condena por delitos contra la humanidad.

Sobre este hecho

En esta oportunidad, Ricardo Lona fue denunciado 20 días atrás por la moradora de una casa ubicada en Ruta 87, Camino a Colón, en la localidad de San Luis. La demora en concretar la citación se debió a que la Fiscalía Penal rosariolermina tuvo que pedir previamente una autorización al Poder Judicial de la Nación para dicho traslado. Es decir, el ex magistrado contó con un tiempo razonable para articular un descargo, aunque finalmente prefirió dejarlo para los primeros días de enero.
La vecina de Lona, Eugenia del Valle Barboza, amplió en su presentación por amenazas que conoce desde hace un tiempo que la contigüidad territorial no es del agrado del ex juez, por lo que “hay personas que quieren sacarla de allí”. En su presentación, la mujer detalló que “no es la primera vez que recibe amenazas de esa persona, que “lo hizo en varias ocasiones y a lo largo de los años, llegándole a decir que le va a destrozar la casa”.

Para más detalles

La vecina del condenado por crímenes de lesa humanidad especificó que hay una acequia entre la casa de ella y la del denunciado, donde Lona acude periódicamente a revisar que no haya animales de propiedad de la mujer. A menudo, mencionó Barboza, Lona cruza por el puente de la acequia en su camioneta y la amedrenta; igual que a su hija e hijos, uno de ellos menor de edad.
Incluso Barboza recordó que en otras ocasiones Lona fue a su domicilio, acompañado por su esposa. Por ello, en su presentación ante la Fiscalía dejó asentado que “desea que Lona no vaya más a su casa a amenazarla, que a veces lo hace en estado de ebriedad y que es cuando más agresivo se pone, que incluso llega a temer por su vida y la de sus hijos”.
Frente a estos achaques, Lona se abstuvo de declarar ante el Defensor Oficial y en cambio, alegó que su abogado particular remitirá el descargo por escrito la semana próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here