Luego del escándalo del Concejo Deliberante, la voz del PO emergió del silencio. Arturo Borelli explicó las razones del entuerto que resumió de la siguiente manera: “nos jugamos todo por el todo y poder votar los nueve miembros del PO la defensa se podría decir (sic) de lo que consideramos nosotros la mejor posición”.

Con bastante ingenuidad, el concejal del PO dijo saber lo que todos sabían: que el oficialismo maniobraba para mantener la presidencia. Claro que mientras ante todo esto los partidos políticos buscan la forman de ir acumulando poder para lograr sus objetivos, a Borelli el diagnóstico le sirvió para concluir que era mejor violar los reglamentos para que el voto del concejal Burgos no se pierda. Acá viene lo lindo del discurso y citamos: la renuncia de Burgos como parte de un plan de “jugarnos todo por el todo, conservar los nueve votos y poder vota los nueve miembros del Partido Obrero la defensa se podría decir (sic) de lo que consideramos nosotros la mejor posición que es que cada uno ocupe el lugar que las urnas le dio”.

La entrevista fue publicada por Movileros Salta que luego de la respuesta de Borelli, indagó si sabían que esa decisión iba en contra de los reglamentos a lo que Borelli respondió: “No hay nada de inconstitucional en lo nuestro. El oficialismo trata de ponernos como responsable del impase a nosotros aunque ellos son los responsables por no respetar la voluntad popular”. Con respecto a porque el PO no pudo conseguir los dos votos que le faltaban Borelli respondió: “Es que la oposición no nos quiere votar a nosotros. Es más propensa a votar al oficialismo. Y en función de eso nuestro compañero decidió (se refiere a Burgos) votar con nosotros”. Justamente allí vino lo último. Admitió que hablaron con Frente Salteño para conseguir dos votos pero que este partido les propuso idas traídas de los pelos: «Querían la vicepresidencia y nosotros consideramos que no les corresponde”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here