Se trata del fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ramiro Ramos Ossorio.

El fiscal que en vez de notificar debidamente a las víctimas de las actuaciones que se cursan respecto a sus causas judiciales y gusta de salir en medios de prensa con declaraciones pomposas y lejanas a todo respeto, denunció que el viernes pasado una familiar recibió amenazas.

Según consta en la denuncia radicada por una familiar del fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio, el viernes último recibió una llamada, realizada por una mujer que no se identificó, a pesar de la insistencia de la consulta.

Durante el llamado, la mujer preguntó sobre la relación con el fiscal en cuestión y le pidió que le avisara que “la va a pasar muy mal y que se cuide”. La misma mujer amenazó también a quien recibió el llamado y le advirtió que “también se cuide”.

El mediático fiscal Ramos Ossorio está a cargo de los casos del asesinato de Jimena Salas, la desaparición de Gala Cancinos, la muerte de Luján y Yanina, y el asesinato de la profesora Rosa del Milagro Sulca.  Recientemente en una jugada mediática junto al diario de mayor tirada de la provincia, Ossorio aseguró que las jóvenes Luján y Yanina se habían suicidado y que la causa iba camino al archivo nuevamente. Jamás les avisó a la familia.

La familia Peñalva denunció que el pago a la corrupción por el encubrimiento de las muertes por parte del fiscal podría ser su designación al Tribunal de Impugnación para el que Ossorio se postuló junto a la jueza Mónica Mudsky que actualmente lleva la causa de Luján y Yanina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here