La donación de equipamiento para un lavadero fue la contribución que decidió este lunes el Ministerio Público Fiscal, destinado al hospital Papa Francisco ubicado en zona sudeste de esta capital. Según detalló el titular de este organismo, Abel Cornejo, los fondos para esta donación con cargo se obtendrán de lo incautado en las causas por microtráfico.
A fin de formalizar este aporte el MPF detalló que informará a la Auditoría General de la Provincia, al ser éste el organismo de control pertinente, y marcó diferencias en cuanto al espíritu de las colectas que se realizan en ocasión de la pandemia. En este contexto, destinará $ 2.100.000 a la compra de una lavadora de ropa; una centrífuga pendular; un secador rotativo y una planchadora cubeta, para un lavadero que será de utilidad tanto para el hospital de la zona sudeste y el centro de atención de campaña montado en el CC Limache.
La modalidad de haberlo hecho con cargo implica que cuando ya no sea necesaria la emergencia epidemiológica, estos bienes deberán ser destinados exclusivamente para el uso de los hospitales públicos de la capital.
En la Resolución 967, Cornejo también instruyó a la Dirección de Administración a transferir los fondos a la cuenta que brinde la entidad beneficiaria e instruyó al fiscal penal a cargo de la UFINAR, a fin de que solicite a los juzgados de feria, con carácter de urgente, los libramientos de los fondos dispuestos por Resolución 966. Además, la donación será informada a la Auditoría General de la Provincia.

Toma de distancia

Cornejo se diferenció de las campañas para conseguir donativos al señalar este lunes que “esta situación de inusitada excepcionalidad obliga a extremar esfuerzos y ponderar la administración de los recursos de una manera equilibrada conforme a la gravedad que la hora exige”. En general, afirmó que “la transparencia y la solidaridad (…), nada tienen que ver con posturas ampulosas o dadivosas, sino con una eficaz ayuda para los organismos de la salud pública que demandan equipamiento con carácter de urgente”.
El Jefe de los Fiscales recordó que “no se trata de recolectar o formar colectas, sino de atender con premura y responsabilidad a los centros sanitarios que ante una voraz y creciente enfermedad pandémica necesitan aguzar el ingenio y que se los dote de lo mínimo indispensable dentro de un contexto económico paupérrimo”.
De acuerdo a la óptica de esta institución, su titular puntualizó que “las donaciones de sumas de dinero o la incautación de un porcentaje del salario que perciben los trabajadores, lejos de paliar una cuestión apremiante, posibilitan que se generen confusiones o destinos inciertos, cuando el control republicano exige que cualquier destino del erario debe ser debidamente auditado y cotejado con las cuentas para los cuales se los asignó”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here