Educación sexual & ministrxs en Salta: Mejor hablar de ciertas cosas

0
8

De Leopoldo Van Cauwlaert a Analía Berruezo, ninguno de los cinco ministros de Educación de Urtubey pudo efectivizar la implementación de la Educación Sexual Integral, ley nacional aprobada en 2006. (Andrea Sztychmasjter)

Más de 10 años han pasado y la realidad salteña sobre la Educación Sexual Integral (ESI) sigue siendo crítica. Hay datos palpables: en 2017 más del 20% de los embarazos correspondieron a madres adolescentes (1.513 sólo en el Hospital Materno Infantil). Otro terrible porcentaje refleja el alto índice de menores forzadas a ser madres (de 10 a 14 años).

Aunque no existen datos oficiales que reflejen la situación de todo el territorio salteño, ni siquiera del observatorio oficial (OVcM), según el Indec, Salta es una de las provincias con mayor porcentaje de embarazos adolescentes del país, superando la media nacional (19,4%). En la provincia del gobernador que quiere ser presidente, más del 60% de las madres no tiene cobertura de salud. Y eso no es todo.

La tasa de fecundidad de niñas forzadas a ser madres en Salta se dispara en el año 2012, cuando Juan Urtubey decide imponer su famoso decreto antiderechos (1170/12) obstaculizando los abortos no punibles.

Tiempo atrás, en una nota titulada Tierra de machirulos, dábamos cuenta que “la provincia sigue sin implementar la Ley de Educación Sexual Integral y el aborto no punible, y conduce a las niñas a una Maternidad Infantil Forzada”. Reflejábamos el caso de una niña obligada a llevar un embarazo producto de abusos reiterados. Días después, medios de todo el país se hacían eco del caso de esa niña y el gobernador decidía dar de baja su decreto.

Los datos reales y palpables siguen: según la subsecretaria de Medicina Social del Ministerio de Salud, Marisa Álvarez, en Salta la tasa de fecundidad adolescente temprana (niñas de 10 a 14 años) creció en 2016 con relación a 2015. En esta franja etaria los embarazos son productos de violaciones y abusos reiterados.

La Educación sexual es fundamental para la prevención, lo han fundamentado pedagogxs a lo largo y ancho de todo el país; porque permite trabajar diariamente con niñas, niños y adolescentes no sólo la corporeidad sino también la emotividad. Por ello se habla de un abordaje que pueda contemplar toda la dimensión de la sexualidad, de la salud. Esto significa que deben formarse espacios en los que de manera sistemática y sostenida se visibilicen los diferentes aspectos de respeto a un derecho esencial, como lo es el derecho a la salud integral. En Salta sigue sin aplicarse, a más de 10 años de la sanción de la ley nacional que creó el Programa de Salud Sexual Integral.

Esta semana, en el plenario de comisiones del Senado de la Nación donde se lleva a cabo el debate por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la estudiante salteña Milagros Peñalba lo dejó bien en claro: “No nos proveen de educación sexual ni métodos anticonceptivos”, dijo a los presentes, entre ellos la senadora nacional Cristina Fiore.

Ministra fugaz

La primera ministra de Educación de Urtubey asumió en diciembre de 2007, cuando el reciente electo mandatario eligió a Marta Torino de Morales para dirigir la cartera educativa. De extracción renovadora, pasó con más penas que glorias y apenas unos contados días después del inicio del ciclo lectivo a su cargo Torino presentó su renuncia en medio de la polémica desatada en torno a la distribución, por parte del gobierno provincial, de una enciclopedia escolar en la que se incluía un mapa que designaba a las Islas Malvinas con el nombre de Falkland. La atribución de la soberanía británica sobre las Islas argentinas tuvo que tener un responsable directo que recayó sobre la primeriza.

Torino de Morales fue entonces depuesta a causa del mapa que aparecía en la página 93 del manual de 5º grado “Enciclopedia de Mi Provincia Salta”, y fue reemplazada por el polémico Leopoldo van Cauwlaert, quien hasta ese momento se desempeñaba al frente de la Casa de Salta en Buenos Aires. Torino de Morales no tuvo ni tiempo entonces de dedicarse a la recientemente aprobada Ley nacional de Educación sexual.

dios nos libre

Leopoldo Van Cauwlaert, quien fuera largamente cuestionado durante su mandato por la implementación de la educación religiosa y la falta de educación sexual en las escuelas salteñas, además de serias pero disparatadas declaraciones —como que los estudiantes eran todos unos “porros” y que la educación sexual iba a generar un “revolcadero”—, rechazó de pleno manuales enviados por Nación para brindar educación sexual en las instituciones educativas.

Allá por el año 2010, Van Cauwlaert señalaba que la Provincia no estaba de acuerdo con la forma en que Nación estaba dictando la educación sexual en las escuelas y señalaba que no se la podía considerar tal: “No es sólo conocer los métodos para que sea sin consecuencias el revolcadero”, declaraba el entonces ministro de Educación. En ese momento afirmaba que se estaba realizando la capacitación masiva de unos 10.000 docentes.

La capacitación organizada por el Ministerio de Educación en la Universidad Católica de Salta consistía en un curso sobre educación sexual, en el que se impartieron contenidos acordes a la doctrina católica, pero alejados del conocimiento científico. Además, a través de un convenio entre autoridades oficiales y la Cámara del Tabaco, la entidad imprimió sus propios materiales, unos cuadernillos entregados gratuitamente a lxs docentes secundarios bajo la visión del Opus Dei: el “Manual de sexualidad. Vida y salud para padres y docentes”, redactado por tres “especialistas” vinculados con la Universidad de Navarra, con sede en Pamplona, enclave del Opus Dei: entre ellos, la matrona Inmaculada Serrano, profesora de la Escuela de Enfermería, y Jokin de Irala, subdirector del Instituto de Ciencias para la Familia, de esa casa de altos estudios. Ignacio Gómara, doctorado en la misma universidad y profesor del colegio secundario Miravalles-El Redín, de Pamplona, ligado al Opus.

El manual consideraba a la actividad sexual en la adolescencia como “preocupante” y “asociada a diferentes efectos negativos sobre la salud”. “Varios estudios señalan que en los últimos años, junto al aumento de la utilización de preservativos, asistimos también al aumento de la transmisión homosexual del sida y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS), especialmente entre jóvenes”. En el cuadernillo también se aseguraba que el adelantamiento del inicio de las relaciones sexuales está asociado “a un aumento de la multiplicidad de parejas (promiscuidad)”. En consonancia con las recientemente vertidas declaraciones del asesor de Urtubey, Abel Pascual Albino.

En septiembre de 2010, la polémica por la implementación de la educación religiosa en las escuelas salteñas, junto a la nula implementación de la educación sexual, fueron noticia nacional luego que el programa porteño CQC realizara un especial desde Salta. Ahí se mostraba a estudiantes de diferentes colegios y diferentes edades que manifestaban no saber nada de educación sexual. En el mismo programa, el entonces Ministro respondía: “Hablamos de promiscuidad, de lo natural y no natural, hablamos de todo”, señalaba. Mientras que el gobernador, con una sonrisa en su rostro como si se tratara de un tema menor, le respondía al periodista Diego Iglesias: “Hablo con él (por el ministro), lo que pasa es que es un tipo más grande y por ahí tiene formas de hablar distintas”.

La renuncia de Van Cauwlaert, que se dedicó a rechazar sistemáticamente con el aval del gobernador la implementación de la ESI, vino meses después cuando decidió dejar la cartera educativa para postularse desde el PJ como candidato a diputado provincial por el departamento de Guachipas, donde tenía domicilio. «El gobernador está de acuerdo con que pueda llegar a la Legislatura como una voz genuina del utubeicismo», comentaba en ese entonces, quien en 2016 fuera designado al frente del Instituto Güemesiano.

Religión católica ecuménica

Tras la dimisión de Van Cauwlaert asumió la entonces secretaria de Gestión Educativa, Adriana Liz López Figueroa, al mando del Ministerio. La ministra de doble apellido fue la primera en empezar a hablar de ecumenismo como parte de la currícula de educación religiosa en las escuelas salteñas. Apenas asumido el cargo y ante la polémica nacional que dejaba el exministro, López Figueroa adelantaba que trabajarían en un diseño más ecuménico en torno al dictado de religión en las escuelas, señalando que era un tema que no se cuestionaría “porque estaba en la ley”.

Ante las críticas también por la falta de dictado de educación sexual en las aulas durante su mandato, la ministra afirmaba, al igual que su antecesor, que sí se impartía en las escuelas. “No es cierto que los chicos no estén recibiendo instrucción respecto de su sexualidad”, aclaraba en 2011 y reflejaba que en Salta existía todo un “juego de intereses” sobre el tema de la educación sexual, sin nombrar a ningún actor en particular, pero dejando en evidencia la incidencia de la Iglesia Católica en el tema.

El año pasado, López Figueroa fue designada como Coordinadora General de la Unidad de Formación, Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Ciencia y Tecnología dependiente del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. Apenas unos días después se informó que se dejaba sin efecto lo establecido porque en el “Decreto Nº 664/15 no corresponde la designación en los términos en que fuera efectuada”.

Reciclado y “transversal”

En 2012 durante el segundo mandato de Urtubey, en reemplazo de López Figueroa, asumió Roberto Dib Ashur, de profesión contador público nacional. Dib Ashur hasta entonces se venía desempeñando como subsecretario de Financiamiento Internacional. Durante su gestión, en el 2014, tuvo que afrontar un fuerte paro docente en el que los alumnos de las escuelas públicas perdieron más de 20 días de clases.

Al igual que sus antecesores, el contador también resaltó que durante su gestión sí se dictó Educación sexual. Fue quien empezó a hablar de la “transversalidad” del dictado de esta materia. Esta transversalidad, sin embargo, demostró ser un fracaso más.

Dib Ashur, durante su gestión, indicó que en Salta ya no existían obstáculos para brindar los contenidos de Educación Sexual Integral. “Esta se dicta de manera transversal a través de distintas materias que se encuentran en la currícula de los niveles inicial, primario y secundario”, describía.

Apenas asumido este ministro, fue el diputado Claudio Del Plá quien denunció no sólo un ajuste en materia de inversión en Educación, sino que además destacaba que el problema de fondo era que la Provincia entregaba el control de la educación a la Iglesia Católica.

Luego de la muerte de un niño en el Hogar Escuela, docentes pidieron la renuncia del entonces ministro, quien terminó alejándose para asumir como vicerrector administrativo de UCASAL, pero posteriormente volvió a renunciar, esta vez para dedicarse a su campaña política como candidato.

CC

Cátolica y Confesional. Hace más de dos años ocupa el cargo la egresada como profesora de Historia de la UNSa, Nieves Analía Berruezo. Según su hoja de vida, cursó estudios en el Colegio “Santa Rosa de Viterbo”. Férrea defensora de la educación religiosa en Salta, posee una amplia trayectoria en el campo educativo y se desempeña en la actividad pública desde 2010, cuando fue secretaria de Gestión Educativa, antes de ser ministra.

En declaraciones mediáticas, Berruezo manifestó que en las aulas de Salta se sigue dictando educación religiosa y señaló que los medios de comunicación fueron los que comunicaron mal el fallo de la Corte Suprema de Justicia que resolvió que en Salta no podrá impartirse educación religiosa en las escuelas públicas durante el horario escolar como parte del plan de estudios. “Lo que sí dijo la Corte es que debe darse fuera del horario escolar. Por lo tanto la educación religiosa es constitucional”, señaló.

Frente a la implementación de la educación sexual y en contradicción con lo expresado por la Coordinadora de estudiantes secundarios por el aborto legal de Salta (CESAL), Berruezo aseguró que “la ESI se dicta en todas las escuelas salteñas, con contenidos transversales en las distintas materias como Biología, Formación Ética y Ciudadana; Historia, Ciencias Sociales y otras”. Aseveró también que más de 94.000 estudiantes adolescentes asistieron a los talleres “Mejor hablar de ciertas cosas”, dictados por docentes. Señaló que desde el 2011 a la fecha en Salta bajó el promedio de niños nacidos vivos de madres adolescente menores de 19 años  “de un 23% a un 18%”.

Antes las expresiones vertidas, podemos, sin embargo, deducir que alguien miente. Desde la CESAL aseguraron que siguen sin enseñarles educación sexual integral y denunciaron, en el Senado de la Nación que la actual ministra de educación de Salta, no quiere recibirlxs, desestimando las denuncias de lxs estudiantes perseguidxs y hostigadxs por manifestarse a favor de la legalización del aborto.