Priscila Martínez tenía 15 años, oriunda del Barrio Los Lagos, La Banda, Santiago del Estero. Jesica Minaglia, de 31 años, docente en una escuela primaria, fue encontrado el martes en su propia casa de la ciudad de Comandante Luis Piedra Buena en Santa Cruz.

A comienzos de esta semana, volantes digitales circularon en las redes con su cara, pidiendo por su aparición, difundidos por organizaciones como Barrios de Pie, Mujeres Socialistas y Diversidad, el Plenario de Trabajadoras santiagueño. Había sido vista por última vez el 23 de febrero, 1,65 de estatura, tez trigueña, ojos marrones oscuros, contextura delgada.

En la noche de ayer, el cuerpo de Prisicila fue encontrado en La Banda, en la casa de Rubén Ávila, literalmente bajo su cama. Los vecinos habían indicado que vieron a Priscila entrar a la casa. El medio local Nuevo Diario, que adelantó el hallazgo, habla también de un ataque sexual, con una investigación a cargo de la fiscal Natalia Saavedra y el juez José Luis Torrelio. El cádaver fue encontrado tras excavar debajo de la cama. Se encontró, entre otras herramientas, un pico para romper cemento. No es la primera acusación en contra de “El Tela”: ya había sido señalado por violar a una joven del barrio, esta vez mayor de edad, tras acordar una cita con un perfil de Facebook con un nombre falso. El cuerpo de Priscilia fue reconocido por su madre por un tatuaje en su piel.

El cuerpo de Jesica Minaglia, de 31 años, docente en una escuela primaria, fue encontrado el martes en su propia casa de la ciudad de Comandante Luis Piedra Buena en Santa Cruz, a 250 kilómetros de Río Gallegos, con manchas de sangre en su ropa. Había manchas de sangre también en el piso. Su ex pareja, Pablo Núñez, un policía de la fuerza provincial, fue quien dio la alerta en una comisaría local.

Así, según detalló el periódico Nuevo Día, una división criminalística bajo las ordenes de la jueza Noelia Ursino llegó a la casa de Minaglia para peritar la escena. Núñez y Minaglia tenían un hijo en común, se habían separado recientemente. Minaglia habría sido asesinada a golpes.

“Ante el conocimiento del femicidio de una compañera docente en la localidad de Piedra Buena, desde Tribuna Docente queremos acercar todo nuestro apoyo a la familia, a sus amistades y a sus compañeras y compañeros de trabajo en este doloroso momento y exigir que se haga justicia y se esclarezca este crimen, donde todos los caminos llevan a presumir que su victimario habría sido un miembro de la policía de Santa Cruz”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here