En los albores de una campaña atípica afloran señales que dan cuenta de la falta de ideas y la escasez propositiva. La dispersión de candidatos y el inicio del calendario nacional no aportan mucha claridad al electorado. Con todo y eso, no faltaron las perlitas ni las operaciones tempranas.

Largó nomás la campaña provincial de cara al 15 de agosto en el contexto menos feliz y en el escenario más apático de los últimos años. Una brutal desconexión ciudadana con la oferta electoral, sumada a la conmoción generada por haber superado la cifra de 100 mil fallecidos por la pandemia a nivel país, atravesarán de punta a punta los 28 días de cotejo proselitista. Por poco verosímil que parezca, la totalidad del arco político abreva en la idea de que esta será una «campaña distinta», donde no habrá despliegue territorial, mucho menos actos públicos ni reuniones. Más parecido a un mandato de corrección que a un postulado de la realidad.

Pero mientras la clase política debate formas menos invasivas de salir al ruedo, el desinterés crece, sobre todo en los segmentos más jóvenes. A nivel país, según una encuesta de la consultora Move, el 64% de ellos dice que está peor que el año pasado y el 55% dice que va a estar peor aún el año que viene. Muchos no quieren saber nada con la política. Apenas 35% se identifica con los dos espacios mayoritarios. 63% dice que la culpa de la situación actual es de “todos los políticos” y un 55% pide un cambio total.

El hecho de que este fenómeno se replique en Salta no sorprende a nadie. Todo lo hecho hasta ahora por parte de oficialistas y opositores no contribuyó a otra cosa más que al desconcierto y la abulía. La caótica conformación de alianzas y listas, las disputas en la justicia federal por el uso de nombres, el traspaso de candidatos sin partido de un frente a otro y el fantasma de las dobles candidaturas embarran el, ya de por si, enrarecido clima prelectoral. Un total de 10.676 candidatos entre titulares y suplentes, postulados a través de 1017 listas se someterán a la voluntad de un padrón que supera el millón de electores.

 

Todos por el sello

Esta semana también se conformaron las alianzas nacionales de cara al 12 de septiembre, oportunidad en la que se consagrarán los candidatos que disputarán las generales en noviembre, previo cierre de listas el 24 de julio próximo. Con algunos cambios, pero con la misma dispersión que en las provinciales, resalta una vez más la falta de liderazgos en espacios claves de la política local.

Pese a los reiterados intentos, las negociaciones de último momento y las intervenciones nacionales, no hubo acuerdo entre el PJ de Pablo Outes y el kirchnerismo local, y el nombre «Frente de Todos» quedó nuevamente en disputa. Del lado del albertismo puro (o más bien, no saenzista) se anotan en la carrera el camionero Jorge Guaymás y el multi-investigado intendente de Rosario de la Frontera Gustavo Solís, representando al binomio Ares-Quilodrán. El «oso» haría fuerza por su pollo tartagalense, el diputado por San Martín Franco Hernández y hay quienes todavía le dan unos pesos de credibilidad a los amagues del sempiterno Manuel Santiago Godoy. De concretarse las apetencias del «indio», deberían prestarle partido, ya que su plataforma «Igualar» aún no consigue los avales que requiere la justicia.

La pata saenzista del frente se corresponde con el armado que a nivel provincial cobró el nombre de «Gana Salta» y que tiene como eje conductor a la Comisión de Acción Política del PJ. Allí todo podría dirimirse en una interna entre el exministro de Economía «U» Emiliano Estrada y el siempre acomodaticio Andrés Zottos, hoy afiliado al partido con sede en calle Zuviría.

Las definiciones sobre la denominación de la alianza llegaron más temprano que tarde. El apoderado nacional del Frente de Todos, Eduardo López Wesselhoefft remitió una carta a la apoderada del PJ Pamela Calletti el viernes por la mañana, en la que autoriza a la alianza integrada por: el Frente Plural, PJ, Libres del Sur, Memoria y Movilización y otros, a utilizar el sello Frente de Todos.

El espaldarazo nacional a la CAP saenzista dejó de cama al kirchnerismo local, aunque va en consonancia con lo expresado por el ministro del interior Wado de Pedro en su última visita a Salta: «El presidente necesita votos». Resta esperar ahora la contraofensiva de Leavy, Vilariño y compañía, aunque la pulseada ya parece perdida.

 

Derechosos y escindidos

Si existe un atenuante para el divisionismo del Frente de Todos, es el carácter tripartito de la centroderecha que estriba en Juntos por el Cambio +, Salta Unida y la fusión PRS/hermanos Biella. Desde las altas esferas del PRO mandaron a decir que no querían saber nada de dobles candidaturas, enterrando definitivamente las chances de Grande Durand de renovar su banca. El que parece llevarle algo de ventaja en la carrera por encabezar lista es el recluido Alfredo Horacio Olmedo, hoy abocado a la exportación de oliva y al contrabando de aeronaves.

Pero la campaña empezó temprano para los muchachos. El jueves por la tarde precisamente, cuando los operadores del oficialismo pusieron en circulación supuestos audios de Carlos Zapata disparando munición gruesa contra el empresario radial. “Es trucho, es para que esté fuera de la ley 25188, la ley Nacional de Ética Pública, que dice que un funcionario no puede ser contratado por el Estado”, dice Zapata en uno de los audios difundidos. La referencia es para el empresario Dante Apaza, sindicado por el diputado olmedista como el testaferro de Grande Durand y responsable de cobrar las pautas de FM Profesional durante el período macrista. Más increíble aún resultó la explicación del diputado por Capital ante la consulta de Cuarto Poder, ya que para Zapata se trató de una dramatización de su parte. “Está claro que me intervinieron el teléfono, normalmente cuando me intervienen el teléfono yo mando pescado podrido, como con Martín Grande todo está bien, de diez, logramos conformar un frente, evitando el ingreso de Sáenz, ese audio no tiene importancia, es una opereta oficialista de las tantas que hay, nosotros estamos más unidos que nunca vamos a trabajar en la nacional juntos, para obtener el mejor resultado, seguramente la vamos a ganar, no tengo otra cosa para decirle», respondió Zapata. En síntesis, podríamos decir parafraseando a Leonardo Fariña, que el oficialismo quería ficción y Zapata le dio ficción.

La irrupción de Guillermo Durand Cornejo dentro del espacio «Salta Unida» será otro escollo a atender para el frente «Juntos por el Cambio +». Las ventajas de la partición del Frente de Todos se diluyen ante la división del voto de centro-derecha en dos espacios, a lo que habrá que sumar también la porción de torta que acapare la alianza PRS-SI, que llevaría como candidato a Bernardo Biella. Si bien es cierto que en este último espacio no aparecen referentes que midan como el médico, la doble candidatura podría ser un ancla para las provinciales y condicionar su ingreso a la legislatura, algo que desde su entorno ya dan por hecho.

 

Afiches marca Durand

La campaña de cara a agosto, es de esperarse, se hará notar de manera más fuerte en redes sociales y sistemas de mensajería, donde, con mayor o menor criterio los candidatos volcarán sus ideas y contenidos. Son cada vez menos los privilegiados que podrán plasmar mensajes publicitarios en la vía pública. No sólo por los enormes costos que esto implica, sino también porque se estaría haciendo difícil encontrar un hueco entre tanto afiche de «Emiliano te escucha». Cada vez que al candidato a senador le preguntan de dónde sale la tela para bancar semejante despliegue, hace referencia al convenio firmado entre Infonoa SA, y la Municipalidad de Salta en diciembre de 2018. Allí se estableció que Durand podría hacer uso publicitario de las paradas de colectivo a cambio de la realización de tareas de “recupero y puesta en valor de todos los paradores de la Ciudad de Salta”, respetando el “patrimonio arquitectónico cultural” y “la identidad ciudadana”, buscando revalorizar el espacio público y de confluir en una “única visual estética, tendiendo a la estandarización de calidad, usando materiales no oxidables o con tratamiento.”

Según consignó el sitio Salta Transparente, Infonoa acordó con la Municipalidad que invertiría $200.000 mensuales, pero compensando la tasa de publicidad y propaganda como pago a cuenta del monto aplicado mensualmente por las acciones de mantenimiento y de mejoras desarrollada. De ser así, Durand habría invertido $6 millones en los tres años de convenio, sumados a los costos de impresión de las gigantografías. Una ganga.

 

Menos calle que Juan Esteban

En el mismo frente, el nuevo integrante del clan Romero viene generando algunos resquemores. Al parecer, el disfraz de tipo macanudo y pateador de barrios no le estaría resultando nada cómodo a JER, y sus compañeros empiezan a advertirlo. Tampoco estaría despertando mucha credibilidad entre los vecinos y vecinas con las que se retrata en sus recorridas de cholo culposo. De allí sus esfuerzos por convencer a todos que heredó «la escuela de su abuelo», aunque sus antecedentes penales lo acerquen más a su padre. Como si de una experiencia exótica se tratara, declaró en mayo de este año: «Empecé a recorrer barrios, hablando con los vecinos y me estoy entusiasmando bastante». ¡En buena hora Juan Esteban!

 

De Bolsonaro a bolsonero

Otro que se va a poniendo a tono con la sensiblería y sacando provecho del golpe bajo es Andrés Suriani, que en estos días se filmó visitando a una familia humilde cuyo padre había quedado sin empleo. «Julio quedó a cargo de sus cinco hijos y está sin trabajo. La pademia complicó mucho más su situación. Hoy su única preocupación es que su familia esté unida y que los chicos no dejen sus estudios. Solo pide un trabajo. Queremos ayudarlo», escribió en sus redes sociales. El video concluye con imágenes en blanco y negro de la familia abrazándose y una leyenda que reza: «Si sabés de algún trabajo, comunicate». Porque hacer campaña con el dolor del prójimo está bien, pero brindarle una solución a sus problemas ya es avaricia.

Si así arrancamos…

La escasez de ideas y la dificultad evidente de instalar propuestas novedosas nos ubica en la antesala de una campaña atravesada por operaciones y maniobras de toda índole. El contexto de apatía reinante hace más propicio el desenlace de campañas de desgaste que tendrán lugar mayoritariamente en redes sociales. Además de los audios de Zapata, el inicio de la campaña registró un episodio que involucra al candidato a concejal por el peronismo Miguel Ángel Isa, quien asegura estar en «modo Pepe Mugica». Según se pudo saber, el jueves por la tarde el oriundo de Colonia Santa Rosa se llegó hasta las instalaciones del CIC de barrio Unión con la intención de sacarse algunas fotos. Al no encontrarse la encargada del centro integrador, la comitiva integrada por unas 20 personas fue frenada en seco por el encargado de seguridad. Los entredichos posteriores derivaron en un descargo policial por parte del empleado que asegura haber escuchado de boca del exintendente «Te vas a quedar sin trabajo». ¿El detalle? quien difundió la denuncia a través de redes sociales fue una periodista recientemente ungida como secretaria del gabinete de Bettina Romero. ¿Coincidencia?

Se sube al matungo

Mientras todos tienen la mirada puesta en el 15 de agosto, una fecha clave pasa desapercibida. El domingo 8 de ese mismo mes, una semana antes de los comicios provinciales, tendrá lugar el sueño húmedo del tradicionalismo gaucho local y se llevará a cabo la «marcha patriótica» en honor a Güemes. La misma que no pudo hacerse el 17 de junio y que se adelantó tres meses por pedido de la Agrupación Tradicionalista liderada por «Pancho» Aráoz.

Según dejaron trascender integrantes de fortines, el gobernador de la provincia tendría serias intenciones de participar de la ceremonia güemesiana y limar definitivamente las asperezas con la aristocracia gaucha. El problema es que «botita» de caballos sabe más bien nada, por lo que tuvo que ponerse a practicar. El elegante ejemplar peruano de paso que le suministraron para el ensayo contrastaba fuertemente con el conjunto deportivo con capucha que aplicó para no ser reconocido en las calles de San Lorenzo. De todas formas, parece que el trotón le sentó bien y que asistiremos a uno de los más bizarros y jocosos cierres de campaña de los últimos tiempos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here