Legisladores y ediles capitalinos se manifestaron en contra del aumento de la empresa LuSal y exigieron mayor control por parte del municipio. 

Desde el concejo deliberante de la ciudad se elevó un pedido de informe para que la municipalidad comunique y brinde detalles sobre el aumento del 45% en las tarifas de alumbrado público. La suba alcanza a cerca de 150 mil usuarios y se estima que, a partir de ella, LuSal pase a cobrar casi $11 millones por mes.
«Estamos solicitando al ejecutivo municipal que nos explique por qué la empresa LuSal ha dado un nuevo aumento a las tarifas. Es un golpe nuevamente al bolsillo de todos los salteños» manifestó el concejal Martín Del Frari.
«Se han sorprendido los ciudadanos. La municipalidad cuenta con un departamento eléctrico que podría encargarse de cambiar las bombitas de la ciudad. Estas decisiones deben pasar por el concejo deliberante y tendría que haber entrado en la comisión de servicios públicos. No es el momento de dar otra suba tarifaria a los salteños» agregó.
Desde la legislatura provincial, en tanto, solicitaron que el pago a la empresa se haga a través de la municipalidad y no a través de los usuarios; de manera que el concejo deliberante lleve un mayor y mejor control sobre los costos del alumbrado público.
El diputado Alejandro San Millán expresó en la última sesión: “La municipalidad de Salta tiene las posibilidades económicas porque para eso recauda de mantener el contrato con esta empresa, si lo cree óptimo, con los recursos municipales y ahí si cuando lo tenga que pagar la municipalidad habrá un control directo de cuanto es el costo real del alumbrado público y cuánto se debe abonar por dichos servicios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here