El jefe comunal está sacado. En medio de la plaza principal, en un acto oficial, y delante de todos, amenazó a Horacio Santiago Huerga.  Se enojó por unos reclamos que hacen los ediles y Wayar se puso en modo medieval.

El intendente Javier Wayar viene transformando a La Merced, cancinamente, en la parodia de un Feudo. Ahora, tuvo un momento «Lejano Oeste: el jueves amenazó de muerte al presidente del Concejo Deliberante de La Merced, Horacio Santiago Huerga. Lo hizo con total impunidad, en la plaza principal de la ciudad, minutos antes del acto de inauguración de la fiesta provincial de las flores.  Sobran los testigos.

Algunos creen que de no haber intervenido otros concejales y funcionarios, Wayar hasta podría haber golpeado a Huerga en el mismo lugar.

Lo trató de «hijo de puta». De «basura», de «porquería». Entonces empezó a empujarlo al joven presidente del Concejo mirándolo fijamente y poniendo su rostro casi sobre el del edil, diciéndole “no te hago cagar porque hay gente, no te mato porque hay gente, te voy a hacer seguir adonde vayas; te voy a cagar matando. Yo personalmente donde te cruce te voy a matar», dice textualmente la denuncia presentada anoche por el agredido Huerga. En un momento el intendente también mencionó que contrataría sicarios para que cumplan con el asesinato.

La amenaza se concretó días después de la publicación de un artículo de Cuarto Poder, donde quedan en evidencia los graves desmanejos de Wayar al frente del ejecutivo municipal.

«No sé qué le pasa -dijo Huerga a un medio local, minutos después de hacer la denuncia- esto lo muestra a Wayar tal cual es: un mafioso, un corrupto».

El principal motivo de enojo.

«La Merced está prendida fuego, Wayar hace todo mal». Con estas palabras Santiago Huerga, presidente del Concejo Deliberante, inició su diálogo con CUARTO PODER dos semanas atrás

En ese artículo detallábamos, además, que Wayar, cansado de los pedidos de informe, cansado de las voces críticas, decidió dejar de enviar los fondos que le corresponden al Concejo Deliberante. Con un claro objetivo: que el Concejo Deliberante pare de funcionar.

Así se destapó otro escándalo que ahora está en una etapa judicial: los ediles wayaristas siguieron cobrando sueldos directamente del intendente. Es decir, un doble sueldo. Es decir, algo ilegal.

«Nosotros tomamos ese rumor, que circulaba en el pueblo y lo llevamos al fiscal. El fiscal hizo la investigación por su parte», dijo Huerga. Astuto, el presidente del Concejo Deliberante, le preguntó a cada edil, en la sesión, si estaban cobrando. Dejaron constancias judiciales de esas declaraciones: todos dijeron que no recibían un peso. Huerga ya sabía el resultado de la investigación judicial: tres, de los siete ediles sí estaba cobrando un doble sueldo. Justo los tres ediles wayaristas:  Daniel Coreico Pedro Gutiérrez y Dina Pastrana.

Wayar no deja de desempeñarse con la torpeza que solo tiene el que se siente impune. Por ahora tiene un manto protector de legisladores. Y es por que La Merced se ha convertido en un gran chiste. Un chiste sin gracia, por supuesto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here