#Mirácómonosponemos

La denuncia que realizara la actriz contra Juan Darthés en 2018 movilizó a muchas jóvenes que cansadas de llevar la carga por los abusos sufridos se animaron a contarlos. por Andrea Sztychmasjter

 

11 de diciembre de 2018. Luego que la actriz hiciera pública una denuncia penal a Juan Darthés por un hecho de abuso ocurrido en Nicaragua en el año 2009, con el acompañamiento del colectivo Actrices Argentinas y bajo el hashtag #Mirácómonosponemos las redes sociales se inundaban del repudio hacia el actor y movilizaba a que muchas mujeres pudieran animarse a contar las situaciones de abusos acalladas por años, por miedos y por una sociedad que continúa señalando a las víctimas y no a los abusadores.

Las estadísticas lo confirmaban. Según informó el Programa Víctimas Contra las Violencias, del que depende el 0800-222-1717, el crecimiento entre enero y septiembre de 2019 respecto de ese mismo período del 2018  fue exactamente del 53,07%.

“La denuncia que hizo Thelma ayudó a darnos cuenta que cualquiera puede ser víctima de abuso y que cualquiera puede ser el victimario. Muestra que el abuso sexual ocurre en todos los ámbitos sociales, que no está asociado a una clase socioeconómica sino a la perversión del que somete. No se suele pensar que nos puede afectar a todos y el caso de Thelma ayudó a cambiar ese pensamiento», aseguraba Yael Bendel, titular del Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires.

Un año antes de esa denuncia a nivel mundial ya se gestaba el movimiento conocido como Me Too. La activista Tarana Burke y la actriz Alyssa Milano son consideradas las principales propulsoras de este movimiento y ambas son estadounidenses. En el caso de Tarana Burke, lanzó la iniciativa del Me Too como parte de la organización Just Be Inc en 2006. Por otro lado, Alyssa Milano invitó a mujeres de todo el mundo a denunciar casos de abuso y acoso machista en Twitter.

Aunque su origen se sitúa en 1996 se hizo viral luego que el 5 de octubre de 2017, el diario ‘New York Times’ publicara un artículo donde se contaban las agresiones sexuales que habían sido perpetradas por el poderoso Harvey Weinstein durante décadas. Esa noticia provocó un antes y un después y motivó a miles de mujeres de dentro y fuera de Hollywood para que denunciaran lo que nunca se habían atrevido a decir públicamente.

Abusos a la salteña

Mientras un movimiento mundial se gestaba y tenía réplicas en Argentina, en Salta ocurrió lo propio y luego de la denuncia de Fardin proliferaron los relatos por redes sociales de mujeres que se animaron a contar y a alertar a otras sobre los abusos que sufrieron por parte de jóvenes que gozaban de impunidad.

Fue el caso de una chica que a través de Facebook involucró a Lautaro Teruel y a dos amigos en una situación de abuso ocurrida en la propia casa de un integrante del grupo folclórico Los Nocheros. En esa denuncia pública la joven involucraba a otro músico de una banda salteña:

“A la habitación ingresaron 2 personas más, desnudas, eran mis ‘amigos’, se aprovecharon de esta situación y abusaron, uno abusó de mí, al otro no se lo permití, a pesar de mi estado tuve la fuerza de pararlo de alguna forma que no recuerdo, pero al rato habían pedido un taxi para que me vaya y hasta me acompañó uno de ellos”, relató la joven.

Fue esa denuncia que realizó una salteña uno de los disparadores para que otra joven se animara a contar que también había sufrido abusos por parte de Lautaro Teruel. Luego de un largo camino que incluyó que la chica tuviera que ver la manera de generar una prueba esta semana comenzó el juicio contra el productor musical.

La justicia analiza

Marco Lautaro Teruel está acusado en una primera causa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño en la salud de la víctima en concurso ideal con exhibiciones obscenas agravadas continuadas en concurso ideal con corrupción doblemente agravada por tratarse de una menor de 13 años y por mediar engaño. En la segunda causa, Teruel fue imputado por abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas en coautoría con Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán. Interviene el fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Federico Obeid.

La primera de las testigos en declarar fue la madre de la chica que sufrió los abusos y quien lo denunció primeramente por ser su hija menor de edad. La mujer contó los detalles de los vínculos familiares que había entre la familia Teruel y la suya, quienes asiduamente se frecuentaban.  Describió que Noemí Cristina Laspiur, más conocida como «La Moro», esposa de Mario Teruel, era como “una segunda abuela” para la niña.

La joven madre se refirió además al estado de salud físico y psíquico de su descendiente y manifestó que su hija había querido suicidarse en varios momentos. Luego de enterarse de los abusos relató que junto a su hija tuvieron que planear la manera en que procederían para que las denuncias no queden en nada.  “Decidimos buscar una prueba”, relató que así acordaron que la joven tendría que grabarlo para que por sí solo acepte los abusos que había cometido.

Durante el segundo día de audiencias en el juicio contra Lautaro Teruel declaró el padre del joven de 29 años y cantante del grupo folclórico Los Nocheros.

En su declaración el artista se mostró visiblemente emocionado y lloró al referirse a los hechos por los cuales su descendiente es llevado a juicio: “Sentí una cosa muy espantosa por mi hijo. Es algo que no se lo deseo a nadie”, dijo Teruel frente al Tribunal que deberá decidir la situación de los imputados denunciados por abusos sexuales.

En su testimonio el músico relató el momento cuando se enteró lo que su hijo había hecho: “Estábamos todos atormentados. Fue espantoso porque sentí los peores sentimientos que un padre puede tener con un hijo”, señaló.

En la tercera jornada una psicóloga del Poder Judicial que evaluó a Marcos Lautaro Teruel señaló que el acusado se encontraba muy angustiado por su situación de detención y por sentirse observado por los demás. La perito señaló que Teruel le contó detalles del hecho por el cual había sido denunciado, reconoció el abuso y trató de justificar su error.

Este viernes comenzarán a recibirse declaraciones vinculadas a la segunda causa involucrada en el juicio, referida a una denuncia radicada el 24 de mayo de 2019. La víctima de este hecho refirió que fue sometida sexualmente en enero o febrero de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here