Concejales de Quijano denuncian que el intendente Cornejo entrega dinero en plena campaña. Los ediles están preocupados por el origen del dinero y porque se entregan recibos sin fecha y ningún monto. (Nicolás Pantaleón Abalos)

En las últimas semanas se volvió una costumbre que el intendente de Campo Quijano, Manuel Cornejo volviera con las atenciones habituales al público en centro cívico municipal. Pero lo que comenzó con una obligación sencilla se convirtió en una especio de acción electoralista de cara a las PASO provinciales. Y es que ya anunció que irá nuevamente por la intendencia de Campo Quijano, sumándose así a la larga lista de ejecutivos en toda la provincia que buscan continuar en el poder.

Sin embargo, en las últimas semanas Cornejo afirmó en un medio vallista que sería su última postulación al cargo pero que en un futuro distópico aspiraría a un cargo legislativo nacional, pero como dice la canción de Johansen “soñar no cuesta nada”. Actualmente su candidatura se encuentra bajo el ala del Olmedismo a pesar de integrar el partido Renovador (PARES) que preside como representante provincial. Este año cumpliría su tercer mandato de intendente electo y 2 años como intendente interino. A pesar de su larga estadía Cornejo dijo a medios locales que “hay cosas que han quedado pendientes” y por eso necesita “más tiempo para gestionar y luchar para que las obras se produzcan”.


Con ese anhelo es que salió a la cancha a competir por el sillón de la municipalidad con algunas maniobras típicas de épocas electorales. Las atenciones al público comenzaron de manera casual y oficial, después que un grupo de mujeres abordaran a Cornejo en el canchón municipal para pedirle que firme las “tenencias precarias” de los loteos que entregó; y cuya parcela se encuentra registrada a su nombre y no de la municipalidad. Ese día firmó los papeles en medio del frio y arriba del capó de la camioneta oficial a un par de mujeres que le estaban haciendo la guardia, esperando por una solución. Al día siguiente sacaron un escritorio al patio en medio sol y otro día en medio de las bajas temperaturas del invierno. Los encuentros tuvieron una justa asistencia al principio, hasta que trascendió que se repartía dinero. El anuncio se hizo viral y la cantidad de vecinos fue creciendo hasta el punto de esperar en largas filas para ser atendidos por el intendente.

La movida generó malestar en los ediles opositores de Quijano pero sobretodo incertidumbres respecto al origen del dinero que se “entrega” a la gente. “Evidentemente esto no tiene nada que ver con la cuestión económica de la gente sino con una maniobra política de Manuel Cornejo” expresó la concejal PRO Débora López, y pre candidata a intendente. “El tema es que lo hace con fondos que son del municipio y lo hace en la municipalidad lo que me parece pésimo y tiene que rendir cuentas” agregó.

Por su parte el presidente del Concejo Lino Yonar y pre candidato a diputado por el departamento de Rosario Lerma, manifestó que se “juega con la necesidad de los vecinos”. “Es gente que espera bajo el sol o con frio, 200 o 500 pesos para pasar el día a día” sostuvo y agregó que “es tristísimo porque más que dar una soluciones es burlarse”.

El edil también contó que tuvo la oportunidad de charlar con la Ministra de asuntos indígenas, Edith Cruz, y reveló que: “Quijano es uno de los municipios que menos presentaciones tiene en lo que respecta a cooperadora asistencial”.

Pero lo más preocupante para los ediles, es que los vecinos aseguran que entregan el dinero pero firman un papel en blanco sin un monto descripto.  “Lo que me preocupa es que después figure que les dieron otro monto; que la gente vea que es lo que firma con fecha y monto escrito” recomendó Yonar.

Sin denuncia

Ante la consulta de una posible denuncia, el presidente del Concejo explicó que la única forma de que los números “salten a la vista” es a través de las rendiciones presupuestarias. “No sabemos con qué nos vamos a encontrar cuando justifiquen las cuentas” sostuvo y esbozó que pueden hacer figurar que entregaron 30.000 pesos y “después nos vamos a encontrar con que rindieron 150.000”.

Por otro lado es importante mencionar que el presupuesto 2019 del municipio no fue aprobado por el Concejo. Tampoco le dieron el visto bueno a las ejecuciones presupuestarias de hace dos años atrás por mostrar incongruencias, como por ejemplo un playón escolar que nunca se construyó pero que figura como finalizado y con las rendiciones al día. Antes de aprobarlo los ediles no tuvieron mejor idea que enviar toda la documentación a la Auditoria General de la Provincia para que se encargue de analizar los números de Cornejo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here