jueves, mayo 19, 2022
El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Feminismos Condena a Rosa Torino: “El monstruo ya está en prisión”

Condena a Rosa Torino: “El monstruo ya está en prisión”

117
0

Por primera vez, la Justicia de Salta condenó a un sacerdote por abusos sexuales cometidos en el ámbito eclesiástico. Sobrevevivientes pudieron contar lo sucedido. El sacerdote deberá cumplir doce años de cárcel común.

Por primera vez, la Justicia de Salta condenó a un sacerdote por abusos sexuales cometidos en el ámbito eclesiástico. Se trata del cura Agustín Rosa Torino, que fue sentenciado a doce años de prisión tras ser declarado culpable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado contra dos víctimas y abuso sexual simple agravado en el caso de otra víctima. Hasta ahora, ninguno de los sacerdotes de la Iglesia católica denunciado por este tipo de delitos había sido enjuiciado -ni condenado- en territorio salteño.

Sobrevivientes que tuvieron que salir a denunciar en medios de comunicación para que la justicia proceda manifestaron después de un largo camino: “El monstruo ya está en prisión”.

Aquí podés leer toda la cobertura sobre el proceso judicial: juicio a Rosa Torino

La sentencia de la Sala IV del Tribunal de Juicios llegó tras diez jornadas de debate: lxs jueces Maximiliano Troyano, Norma Vera y Roberto Faustino Lezcano concluyeron que Rosa Torino era autor de los delitos por los que fue denunciado por dos ex novicios y una ex monja que se formaron en la congregación que el sacerdote había fundado. Durante la lectura de la sentencia se determinó que Rosa Torino deberá cumplir con su condena en una unidad sanitaria del Servicio Penitenciario.

Valeria Zarza, Yair Gyurkovits y Jonatan Alustiza son quienes denunciaron a Rosa Torino ante la Iglesia y ante la Justicia: los tres se habían formado en el Instituto Religioso Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, creada en Salta por el sacerdote condenado y con sedes en México, España, Chile y distintas provincias de la Argentina. No fueron querellantes en la causa que investigó sus denuncias. La fiscal Verónica Simesen encabezó la acusación por parte del Ministerio Público Fiscal. Simesen pidió al tribunal una pena de 22 años de prisión para Rosa Torino, mientras que la defensa del sacerdote instó a los jueces a que lo absolvieran.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Don`t copy text!