Ofertas TRIVAGO: Tu hotel ideal, al peor precio….

Un incidente policial ocurrido en Cafayate puede destapar la olla de polémicas disposiciones del Ministerio del turismo. Una joven aislada en un hotel, por orden estatal, denunció haber sido filmada mientras se bañaba en horas de la noche. Sin embargo, el hecho saca a flote un conflicto de intereses que hasta ahora era vox populi en el sector turístico vallisto: el hotel dispuesto para alojar personas en cuarentena sería de la familia del Ministro de Turismo. Manuel Baku

La olla comenzó a destaparse por un acontecimiento insólito. Una joven estudiante fue grabada con cámara por un director anónimo, mientras se bañaba en un hotel destinado al aislamiento de repatriados en Cafayate. La chica radicó la denuncia pero terminó exponiendo el vínculo intestino entre el hotel y la familia del Ministro de turismo. Lo que podría configurarse como conflicto de intereses.

Justo en el cierre de una semana no muy fructífera para Mario Ernesto Peña, hablando en términos audiovisuales. La misma comenzó con otras sorpresas en este soporte, cuando el lunes aparecieron imágenes de pornografía infantil en medio de una conferencia organizada por la cartera de Turismo provincial.

Si bien fue convocada por Zoom, un soporte digital que apenas tiene capacidad para 100 asistentes, generó espanto no sólo a nivel local, sino también en el plano nacional e internacional (el disertante era un reconocido experto mexicano). Y aún deberá ser aclarada por la justicia provincial, ya que las reacciones horrorizadas de los frustrados participantes obligaron a que las pesquisas para determinar responsabilidades recayesen en el fiscal de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual, Federico Obeid.

A la par, volviendo al tema principal, el  direccionamiento de repatriados en cuarentena a determinados hoteles ya había encendido los comentarios del mundillo hotelero. A nadie escapa que el sector turístico es el más afectado por la pandemia Covid-19, lo que pone a muchos establecimientos hoteleros al borde de la quiebra definitiva. En este sentido, no son pocos los que se preguntaban por qué los repatriados en Capital son dirigidos al Hotel Victoria Plaza y no a otro establecimiento menos céntrico. En los Valles Calchaquíes tampoco pasó desapercibido que los repatriados fueran alojados en el Hotel Castillos de Cafayate y no en otro destino. Por lo bajo muchos actores del sector comentaban que este direccionamiento radicaba en los vínculos familiares del Ministro de Turismo, Mario Peña (h), con el emprendimiento de Las Conchas, lo que ampliará la gama de connotaciones a partir de lo siguiente.

Todo este run run subterráneo terminó saliendo a flote con un hecho tan insólito como grave: una de las jóvenes repatriadas denunció que la filmaron desnuda, mientras tomaba un baño en el hotel al que fue destinada por el Estado. El hecho habría ocurrió el domingo último, y fue confirmado por el Comisario Walter Torres en declaraciones radiales a una emisora vallista. El Jefe de la Comisaría de Cafayate relató: “En el día de ayer, una joven que está internada en el Hotel Los Castillos, cumpliendo aislamiento, junto a otras tres mujeres; como así también otras cinco personas de sexo masculino llamó al 911, pidiendo presencia policial”. Así fue como llegó al lugar “la oficial de la comisaría 60. Se entrevistó con la misma, y quería denunciar que durante la noche -en circunstancias que se estaba bañando- pudo observar a través de la ventana del baño que da al fondo, al patio, una mano que tenía un celular”. El efectivo policial aclaró que “aparentemente la estaban filmando, por eso quería la policía tome la denuncia”. Luego de radicada la acción policial “de forma inmediata se decidió -conjuntamente con la fiscalía- que estas mujeres, las cuatro, fueran reubicadas en otro hotel de Cafayate”. Por último, el comisario aseguró que “sobre el hecho en cuestión se pidieron las grabaciones del hotel, a fin de establecer y determinar la identidad del autor de este hecho”.

 

Olla al fuego

22 de Febrero 2019: Foto de #AcopleInformativo al gobernador salteño, el vice y el intendente de la
Capital compartiendo desde el día miércoles (20 de Feb), su estadía en la localidad Cafayateña. Esto
sucedió en la inauguración del hotel “Los Castillos de Cafayate” propiedad de la familia Peña.

El relato del policía terminó de confirmar lo que muchos vallistos del sector turístico venían sosteniendo en sus diálogos informales: “los repatriados son alojados en el hotel de Peña”, aunque en los papeles todo se trata de una sociedad anónima. Pese a que el alojamiento se encuentra en cercanías de la casa de Mario Ernesto Peña, lo cierto es que el Castillos del Cafayate es una sociedad anónima, nacida y criada al ritmo de la promoción turística de la gestión Romero, casi a la par de los ya conocidos Hotel del Dique y la Casa de la Bodega, donde además se elaboran los vinos de Peña Veyrat Durbex (si uno se atiene a los folletos de este proyecto vitivinícola que así lo consignan, ya que los expertos en este arte agradecen a dioses como Baco dicha inexactitud).

El tema es que la constitución de sociedad fue publicada en el Boletín Oficial de Salta Nº 16910, el día 23 de junio 06 de 2004, bajo el nombre de LOS CASTILLOS S.A. En ese instrumento oficial se reconoce la Escritura Pública N° 68, de fecha 12 de mayo de 2004, y escritura ampliatoria N° 73 de fecha 17 de mayo de 2004, autorizadas por la Escribana Marta Elena Centeno Gotilla de Gambetta. Allí se detalla que los socios son Dora Magdalena Chiarello, nacida en julio de 1932, y Horacio Ademar Brindo, nacido en diciembre de 1928. Este matrimonio expone domicilio en calle Independencia N° 318, de la localidad de Boulogne, en provincia de Buenos Aires. Casualmente el barrio de origen del famoso periodista radial. En constitución de sociedad se deja establecido que el emprendimiento tendrá su domicilio en calle Buenos Aires N° 1, Primer Piso, Salta. Es decir, en las oficinas linderas al Hotel Salta, frente a Plaza 9 de Julio. Asimismo, se aclara que la sociedad tiene por “objeto, dedicarse por cuenta propia, de terceros o asociada a terceros, en el país o en el extranjero a las siguientes actividades: a) Actividad Turística: Acogerse a regímenes de promoción no industriales para el desarrollo turístico de la región; construcción, explotación y administración de hoteles o centros turísticos, deportivos, culturales y recreativos, sociales y educativos; b) Actividad Vitivinícola: realización de actividad agrícola vitivinícola, plantación de viñas, construcción y explotación de bodegas, fabricación, comercialización y/o exportación de vinos”. El vínculo entre Los Castillos y Mario Peña, el padre del Ministro, se termina de afirmar cuando otro aviso del Boletín Oficial “establece como Director titular a la Señora Ana María Josefina Siliotto de Alderete, argentina, casada, D.N.I. 13.845.960, CUIT 27-13845960-3. Director suplente: Julio César Siliotto, argentino, casado, D.N.I. 14.707.910, CUIT 23-14707910-9”. Quienes además fijan domicilio especial en calle Buenos Aires N° 1, Primer Piso de la ciudad de Salta. La designación figura en el Boletín Oficial, mediante Acta de Asamblea General Ordinaria nº 1 de fecha 21 de diciembre de 2007. (Boletín Oficial de Salta Nº 17839 el día 04/04/2008).

A nadie en Salta escapa que Ana María Josefina es la empleada más importante del Grupo Aries, y una de las personas imprescindibles en los últimos 40 años en la vida de Don Mario, como ella lo llama. Una mujer que vio nacer al hoy ministro, y a quien cariñosamente llama “Toti”.

 

Promoción o combo

 Al igual que los otros hoteles, emanados de la generosidad estatal y a nombre del millón de comprovincianos, Los Castillos recibió dos decretos en su era de amor romerista. Ambos firmados por el entonces superministro Víctor Manuel Brizuela. Ambos decretos, el Nº 1891/04 y el Nº 141/05, son promociones turísticas para concretar en los hechos lo que por entonces apenas eran sueños y papeles. Al igual que en los casos anteriores el dinero estatal impulsó el emprendimiento hotelero de Cafayate. Bajo el título “CONTRATO DE PROMOCIÓN TURÍSTICA: GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE SALTA Y LA FIRMA LOS CASTILLOS S.A.” Por que “la firma inversora propone la construcción de un hotel emplazado en el inmueble ubicado sobre Ruta nacional N° 68, a 18 Km. de la ciudad de Cafayate; Que las instalaciones previstas en el hotel, cumplen con las condiciones integrales para brindar al usuario un servicio de calidad conforme a las necesidades actuales, tanto para el desarrollo de la actividad turística como la actividad comercial; que obra informe favorable de la Secretaría de Turismo por el que se manifiesta que el presente proyecto coincide con la estrategia de desarrollo turístico planteado para la zona a través del desarrollo de una ruta temática productiva como lo es «El Camino del Vino»” (el que afortunadamente lleva a otras bodegas para dejar a salvo el prestigio cafayateño); y por último que la Ley N° 6064 de Promoción de la Actividad Turística en la Provincia de Salta tiene como objetivos entre otros, los de promover el desarrollo del turismo provincial en el marco de la planificación regional y nacional, fomentando la actividad turística a través de la implementación, ampliación y/o transformación de los servicios. Por todo esto el Gobernador de la Provincia, Dr Juan Carlos Romero decretó: “Artículo 1° – Ratifíquese en todas sus partes el contrato suscrito entre la Provincia de Salta, representada por el Señor Ministro de la Producción y el Empleo Esc. Víctor Manuel Brizuela, y la firma Los Castillos S.A., el que forma parte del presente decreto como Anexo, por el que se otorga a dicha empresa exenciones impositivas como medida de estímulo y fomento”. El decreto fue refrendado por los señores Ministros de la Producción y el Empleo, Hacienda y Obras Públicas, y Secretario General de la Gobernación. El segundo de los decreto es la aprobación de “ADDENDA CONTRATO DE PROMOCIóN TURíSTICA PCIA. DE SALTA Y FIRMA LOS CASTILLOS S.A.”, publicada en febrero de 2005, cuando el periodista lejos estaba de llamar “cobarde” a Romero, o cuestionar las licencias por embarazo de su hija, hoy Intendenta capitalina. En este decreto se ordena:  “Ratifíquese en todas sus partes la addenda del contrato de promoción suscrito entre la Provincia de Salta, representada por el Señor Ministro de la Producción y el Empleo Esc. Víctor Manuel Brizuela, y la firma Los Castillos S.A., el que forma parte del presente decreto como Anexo, por el que se otorga a dicha empresa exenciones impositivas como medida de estímulo y fomento, para la realización de un hotel emplazado en el inmueble ubicado sobre Ruta nacional Nº 68, a 18 Km. de la ciudad de Cafayate”. Como dato se agrega que el hotel “Los Castillos S.A. se compromete durante ocho años a partir de su inicio de operaciones, a poner a disposición de la Secretaría de Turismo la ocupación gratuita de hasta el 5% de la capacidad instalada anual, a ser utilizado por invitados especiales, condicionado a la disponibilidad de plazas que tuviere el establecimiento”. Por supuesto que no se conoce a la fecha ningún alojamiento otorgado a contingentes de niños carenciados del interior provincial. Tampoco se conocen los pormenores de cómo se tomó la decisión de alojar allí y en el Hotel Victoria Plaza a los repatriados por Coronavirus. Por lo menos en la Capital provincial no se confirmaron casos de chicas filmadas en el baño, aunque si un caso positivo de Covid-19.

 

Lectura del Toni

 

 

A favor del actual inquilino en la cartera de Turismo habrá que señalar su condición de connaisseur de los diversos lugares de esparcimiento que hay en Capital y alrededores. En cuyo periplo supo reclutar a su alrededor a numerosos amigos, quienes en un tiempo no muy lejano supieron escoltarlo por aquella bohemia extendida, de acá para allá, de Café del Tiempo a La Casona, de Salta a Coronel Moldes. Uno fue Antonio Ferriño, el recordado gerente del hotel Victoria Plaza. Por estos días, otro de los establecimientos turísticos en la picota por sucesos colaterales con la cuestión de la pandemia.

Una anécdota que oscila por ese sendero en el que la credibilidad rivaliza a punta de stilletto con lo verosímil permite remontarnos hasta 2009, cuando Ferriño parece haber estacionado en terreno no muy seguro una cupé amarilla en la que solía desplazarse por estos periplos en los que solía frecuentar con Peña (h). De acuerdo a ciertas versiones, el vehículo de lujo que piloteaba el administrador del Victoria una de aquellas noches locas fue a dar al lago, en las cercanías del Hotel Del Dique.

Cosas que suelen suceder. Tres años más tarde, Ferriño, quien se definía como un soldado y amigo del “Negro” Oscar Lescano (y alguna vez insinuó que había trabajado con el oficial más famoso de todas las fotos tomadas durante la masacre de Ezeiza), dejó este mundo, víctima de una enfermedad terminal. Fue la última andanza de “Toni”.

Los testimonios de época, plasmados en las participaciones de aquel deceso, exponen con claridad la cercanía del actual Ministro de Turismo con quien fuera el proverbial gerente del céntrico Victoria Plaza. No hubo ahorros en tales publicaciones a raíz de aquella partida, casi como de un familiar, lo que queda en claro con las condolencias expresadas en nombre de Grupo Aries Hotelería (Hotel Del Dique-La Casa de la Bodega), Familia Peña, el matrimonio Karina Peña-Marcelo Bollini, y finalmente Mario Ernesto Peña (h) y Magdalena Day de Peña e hijos.

Todo gratis

Los hoteles no tienen costo para la Provincia y se cumple con los alojados. Así lo manifestó esta semana el ministro de Turismo y Deportes, Mario Peña, quien explicó que los hoteles en los que personas cumplen la cuarentena, no tienen  costo alguno para la provincia, que y al mismo tiempo el Gobierno está cumpliendo con las personas que llevan adelante su aislamiento social, preventivo y obligatorio. Lo que fue desmentido por los mismos alojados en cuarentena en el Hotel Victoria Plaza. En este marco, Peña hijo destacó que los hoteles sindicales (Victoria y cuatro más en Capital) no representan erogación alguna, pese a lo cual no aclaró el vínculo con los alojamientos privados del interior, como Castillos de Cafayate. Aseguró que la Provincia no dejó de cumplir en ningún momento con lo que le corresponde para que las personas alojadas en el centro tengan las mejores condiciones. Detalló que en Salta son ocho los hoteles con los que cuentan para alojar a las personas que arriban, y cinco están disponibles en Capital. Aseguró que al Victoria Plaza se lo gestionó a través de un ofrecimiento que hizo la CGT al poner a disposición de los gobiernos todos los hoteles sindicales y gremiales para enfrentar la pandemia. Por esta razón, aclaró que “no hubo que licitar para tener hoteles”, simplemente les entregaron la estructura sin persona, y el Gobierno afrontar la comida y la limpieza. Menos mal, porque Castillos de Cafayate cotiza en torno a los $7.000 la noche.

Pistas del sabotaje

La reprogramación de la capacitación aún no tiene fecha, pese al tartamudeo de excusas del Ministerio de Turismo. El aparente hackeo con pornografía infantil de las transmisiones, al menos la del lunes pasado, repartieron molestia profunda en los alrededores del titular de la cartera -Mario Peña- y una mezcla de indignación y furia en profesionales de esta actividad.

“Las docentes están horrorizadas”, le dijo a Cuarto Poder una fuente vinculada al turismo, en referencia a educadoras del nivel superior que intentaron tomar esta capacitación gubernamental. Mientras, desde el Ministerio abonan la hipótesis de una especie de “complot internacional en contra de la gran gestión que está llevando a cabo Marito”.

La publicación el mismo lunes, por parte de este medio, al parecer indujo a que Peña hiciera un descargo en redes sociales y la bronca en el auditorio a la formulación de una denuncia penal que se radicó en la UDCIS, a cargo del fiscal Federico Obeid. Al día siguiente, este affaire fue publicado en el diario La Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here