(Nicolás Stulberg)


Campesinos mexicanos bloquearon la entrada de un Museo para exigir que sea retirado el retrato ‘feminizado’ del líder revolucionario
.

Los campesinos mexicanos están que trina: no les gusta un cuadro en el que retratan a un Emiliano Zapata de una manera particular.
«¡Que la quemen, que la quemen, que la quemen!», gritaron algunos de los manifestantes, que dieron dos días a las autoridades para que retiren la pintura.
Asimismo, advirtieron que no se moverán de la entrada del museo hasta que el retrato sea retirado.
La polémica obra titulada La revolución, del artista Fabián Cháirez, forma parte de la exposición Zapata después de Zapata, inaugurada el 27 de noviembre. El óleo muestra al Caudillo del Sur desnudo y montado a caballo, con unos tacones negros y un sombrero rosa.
Los activistas de la comunidad LGBTI+ acudieron a la protesta para defender la expresión artística de Cháirez. Sin embargo, fueron agredidos e insultados por los miembros de las organizaciones campesinas.
Por su parte, el director del recinto, Miguel Fernández Félix, invitó a los manifestantes a visitar la exposición, que «marca una pluralidad», para que «a partir de la visita, tomen su punto de vista y no antes».