Una inmunización en situación apocalíptica, esta vez aportada por la ficción.

El diputado provincial Ignacio Jarsún se ganó algunos porotos con una cámara desinfectante que instaló en el Hospital San Bernardo y en la city capitalina. Aunque también cosechó algunas dudas, ya que al estar cada unidad cargada con hipoclorito de sodio –o sea, lavandina- y agua hubo quienes se plantearon la alternativa de lo que podría ser mejor: la exposición al virus o esta singular inmunización.
Más que nada para la ropa de color, en tanto que los más quisquillosos empardaron estas maquinolas con la desinfección a la que someten a Bruce Willis en la película, basada en la fotonovela “La Jetée”, y que acá se conociera como “Doce Monos”. Lo cierto es que su impulsor, el Vice 1° de la Cámara baja, tranquilizó al señalar que previo a la instalación de estas máquinas consultó sobre su conveniencia a cada cartera que integra la gestión Sáenz.
El legislador rosariolermino, tras dejar instalada este miércoles la inmunizadora situada en el corazón financiero capitalino, detalló que ésta y la gemela que se montó en la entrada del Hospital San Bernardo son resultado de una acción solidaria de la empresa FMF. La compañía a la que le reconoció esta cesión está instalada en el Parque Industrial de General Güemes y opera en la puna gaucha en el sector minero.
Luego de inducir a que la unidad situada en calle Mitre recibiese el sanbenito del Gobernador Sáenz, quien llegó a este punto neurálgico acompañado del ministro de Seguridad, Gustavo Pulleiro, el parlamentario destacó que estas “son las primeras que se están instalando en la Argentina”.
Según Jarsún, estas duchas desinfectantes son utilizadas en países como Turquía, donde según relató, tuvieron éxito y dichas experiencias fueron replicadas por naciones que lograron sujetar al COVID-19. “Me parece que de eso se trata, de combinar los esfuerzos de las empresas privadas, de lo público y tratar de gestionar para que estas cosas las podamos ir consiguiendo y resolviendo los problemas de prevención”, concluyó el diputado.
El día anterior, al dejar en funcionamiento la unidad de desinfección en el Hospital San Bernardo, Jarsún sintetizó que “esto no se hizo todavía en ningún lado” de la República Argentina. Por lo cual ponderó la coordinación con el gerente sanbernardiano Pablo Salomón, en un centro de salud con 1200 empleados, 1300 pacientes diarios, 400 camas y todos los familiares que acompañan a cada internado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here