No cesa el malestar en la policía de Salta. El anuncio del gobierno no dejó conforme a 275 agentes.

Los bolsillos vacíos hacen que muchos policías entren en modo “militante-sindicalista”, en Salta. Desde esta semana se hizo explícito el malestar en un importante sector de la fuerza: los agentes recién recibidos llevaban todo el año sin cobrar.

Los padres de los pitufos hicieron pública una carta a la Jefa de la policía, en la que detallaban las penurias de sus hijos.

El gobierno reaccionó rápido. Pero rápido no siempre es reaccionar bien: anunció con bombos y platillos que les pagaría a los efectivos recién egresados las becas atrasadas: de enero hasta la fecha.

Los polis salieron al día siguiente a reclamar que la beca es de $7.800 mensual y lo que ellos quieren es un sueldo. En el caso de Salta, el haber de un pitufo es de $32.000

“Es indignante que nos sigan pagando con beca cuando estamos trabajando desde diciembre al igual que los oficiales, siendo nombrados el mismo día que ellos, nos nombran, nos dan un arma, sin embargo, no nos dan respuestas”, señaló una agente.

Además les molesta que ni siquiera les dicen cuándo empezarían a cobrar el sueldo.
Son 275 agentes los que tienen este problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here