Kenji Gómez Matsumoto

Desde la Secretaría de Agricultura Familiar Delegación Salta le responden al diputado Martín de los Ríos y sostienen que el actual coordinador y joven PRO Kenji Gómez Matsumoto no está capacitado para el cargo.

Ante los diferentes despidos en el área, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) pidió la renuncia de Kenji Gómez Matsumoto, Coordinador de la Secretaria de Agricultura Familiar, delegación Salta, a través de una carta firmada por las y los trabajadores.

La carta enviada a Matsumoto y otras autoridades como el gobernador Juan Urtubey; Martín de los Ríos (presidente del PRO en Salta y diputado provincial); Santiago Hardie (secretario de Agroindustria); y a Luis Miguel Etchevehere aseguraba que el joven salteño “no está capacitado” para el cargo que ocupa.

Ahora lxs trabajadorxs de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF) Delegación Salta volvieron a recordar su pedido e hicieron público  dichos del Diputado del PRO Martín de los Ríos vertidos en una entrevista, en donde aseguraba: “El delegado de Salta llegó porque ya trabajaba allí a instancias de la renuncia de quien había sido nombrado cuando recién asumió este gobierno. De manera que ni siquiera por amiguismo, ni por no amiguismo, llegó porque ya llevaba año y pico, dos años casi trabajando allíentonces ha quedado una persona que ya trabajaba allí a cargo de la delegación de Salta…”

El actual coordinador de la SAF Salta, Kenji Gómez Matsumoto llega a la Delegación de la mano del anterior coordinador Carlos “Caco” López Sanabria con el único antecedente de haber sido Presidente de la Juventud PRO y un par de jornadas o seminarios sin fecha en temáticas que nada tienen que ver con el desarrollo rural y el trabajo con campesinos e indígenas. Según expresaron en el año y medio que estuvo no se le conocieron funciones, empezó su “actividad” en junio 2016 pero cobró desde abril.

“Llegaba a ‘trabajar’ cuadernito en mano cerca de las 10 de la mañana, se dormía en las reuniones que participaba, ‘wathsappeaba’ en los momentos lúcidos y se retiraba a cualquier horario, siempre lejos de cumplir las ocho horas o más que el resto de lxs trabajadorxs de la institución. Como ilustración de sus viajes a territorio tenemos la visita a Aguaray a la elección de la reina de los estudiantes y la dormida de la siesta en la camioneta cuando visitó Cachi”, señalaron en un comunicado redactado por trabajadores de esa secretaria.

Asimismo describieron que el actual coordinador es “ñoqui”: “Durante la campaña política donde se elegían legisladores nacionales, dado que Gómez Matsumoto era el candidato suplente del actual Diputado Nacional Martín Grande, se ausentó de manera permanente de la oficina, y obviamente continuó cobrando por no hacer nada en el Estado, como todo ñoqui. Ante la renuncia de López Sanabria en Diciembre de 2017, luego de despedir al único abogado y hacer la lista de los próximos a despedir, el cargo de Coordinador queda vacante y nunca se hizo un ofrecimiento a ningún-a trabajador-a de la institución con mayor experiencia, idoneidad y antigüedad para que se haga cargo. La coordinación era disputada por Gómez Matsumoto y la otra joven PRO que llegó a Agricultura Familiar: Ayelén Colautti. En la pulseada nos premiaron con Kenji, que fue el único Cambiemos que estuvo dispuesto a aceptar poca paga para hacer el trabajo sucio de destruir Agricultura Familiar. Así, despide a Ayelén e inicia su gestión con un contrato Ley Marco (contrato de ‘mayor estabilidad’ que al resto de los trabajadorxs nos costó 15 años conseguir) y con 17 despidos más en Abril“.

Gómez Matsumoto era el candidato suplente del actual Diputado Nacional Martín Grande, se ausentó de manera permanente de la oficina, y obviamente continuó cobrando por no hacer nada en el Estado, como todo ñoqui.

Por otro lado, lxs trabajadores señalaron que cuando De Los Ríos dice que “Agricultura Familiar también está de alguna manera pagando algunos platos rotos de la década pérsica, no sé si se acuerda que Pérsico estuvo a cargo de ese organismo y también fue un foco importante de militarismo y contención de militantes, más allá de la cantidad de técnicos que trabajan silenciosamente y hacen el trabajo extraordinario, pero también están pagando los platos rotos de ese tipo”,  lxs trabajadores señalaron “queremos expresar que lxs trabajadorxs no tenemos porqué hacernos cargo de los desquicios que hacen los funcionarios de turno, que si algo fuera de lugar se hizo en la gestión anterior, que se lo investigue, se lo pruebe y condene. En Salta, nunca se trabajó desde la SAF de manera político partidaria. Sí en cambio, entraron en 2016 por pertenencia partidaria al PRO y Cambiemos, López Sanabria, Colautti y Gómez Matsumoto. Que nunca cumplieron horario ni firmaron planillas de asistencia. El conjunto de trabajadorxs, que ingresamos por idoneidad y concursos, hemos tenido una conducta a lo largo de 25 años desde que nos iniciamos en el Programa Social Agropecuario en 1993, al ejecutar Políticas de Estado universales, acercando financiamiento y nuestro trabajo de asistencia técnica y capacitación a miles de familias rurales, de manera transparente, ajustándonos a las reglas administrativas que rigen los gastos y rendiciones de cuentas. Hemos tenido a lo largo de nuestra historia laboral muchísimas auditorías nacionales y de los organismos de financiamiento internacional y nunca se encontró ninguna irregularidad”.