Según declaró el secretario de Seguridad eso evitaría la realización de fiestas clandestinas.

A bailar con distanciamiento social. Los bolicheros ya vienen realizando reuniones para reabrir sus puertas. Volverían de otra manera. Como confiterías, con espectáculos en vivo, aunque todos saben que a quienes les gusta mover el esqueleto no se van a quedar sentados cuando suene su reggeton favorito.

“La idea es volver con un término medio y paulatino, hasta llegar a fin de año con un horario flexible”, dijo el secretario de Seguridad Benjamín Cruz.

En este sentido, aseguró que es conveniente contenerlos en un lugar donde se puede controlar, donde ellos sepan que están realizando la actividad y no desparramados por la ciudad o la provincia, en fiestas clandestinas, sin ningún tipo de control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here