El Concejo Deliberante de Córdoba aprobó este jueves un proyecto que prohíbe ejercer funciones en el Estado municipal a las personas condenadas por violencia de género.

Por unanimidad, los ediles respaldaron la iniciativa del bloque Vamos, que consiste en una modificación en el Código de Ética para ocupar cargos públicos.

La norma establece que «toda persona condenada mediante sentencia judicial firme por delitos vinculados con la violencia de género no podrá ejercer función pública en el Estado municipal».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here