El horario sin interrupciones es visto con buenos ojos y ayudaría a descongestionar el transporte público, aseguraron. El Sindicato de Empleados de Comercio solicitó al Senado que los comercios trabajen en horario corrido durante la pandemia.

 

El vicegobernador Antonio Marocco recibió en el Senado Provincial al Secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio, César Guerrero. En una reunión de la que participó también la Vicepresidenta Tercera de la Cámara, la senadora Silvina Abilés, el dirigente solicitó a las autoridades plantear ante el Comité Operativo de Emergencia la necesidad de establecer un horario corrido para la apertura de los comercios salteños mientras dure la emergencia sanitaria provocada por la pandemia.

Guerrero explicó que el horario habitual de trabajo cortado de Salta genera que los trabajadores deban viajar dos veces ida y vuelta desde el trabajo hacia sus domicilios, lo cual genera mayor congestión en el transporte público incrementando la peligrosidad ante una eventual circulación comunitaria del virus. Al abrir los comercios de 10 a 18 horas de forma ininterrumpida, respetando las 8 horas de jornada laboral, los trabajadores sólo se trasladarían una vez y ida y vuelta, disminuyendo la circulación de personas en la vía pública.

Finalmente, el dirigente sindical aclaró que los comercios de supermercados considerados esenciales deben quedar exceptuados, continuando con sus jornadas habituales por la dinámica propia de la actividad y las necesidades sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here