La contribución a un gran fondo nacional para afrontar la crisis por la pandemia de COVID-19 recayó este lunes sobre un viejo conocido de nuestra provincia. Nada menos que el domiciliado en el paraje Laguna Blanca, ejido municipal de Joaquín V. González, cerca de donde posee la agropecuaria Inversora Juramento. Claro que sí, Jorge Brito.
El politólogo Raúl Aragón es quien comenzó con esta campaña pública, cuyo fin es que a quienes han amasado fortunas en las últimas décadas –sin abrir juicio sobre la forma en que lograron esto- aporten a esta noble causa nacional. En este contexto, Aragón planteó este lunes: “Jorge Horacio Brito tenés US$ 690 millones, poné 1% para la pandemia”.
Con idéntico énfasis, el sociólogo ya le había pedido antes a Lilia Neumann de Sielecki, quien ya que contaba con una fortuna personal de u$s 700 millones, también podría disponer del 1 % para solventar gastos que demande la situación actual que atraviesa el país. Lo mismo que a “Samuel Liberman Falchuk”, quien contabiliza u$s 720 millones y a quien también le solicitó este 1% para la pandemia.
Lo mismo que al titular del Grupo Petersen, Enrique Eskenazi, quien declaró un patrimonio particular por u$s 750 millones; o el titular de Consultatio, Eduardo Costantini con sus u$s 790 millones. Previo a estos exhortos, Aragón también había realizado otros similares a Felipe y Marcela Noble Herrera, quienes suman u$s 800 millones, al igual que Alfredo Román y también los propietarios del laboratorio homónimo Juan Carlos Bagó y Sebastián Bagó.
De la misma manera con que el encuestador fue con esta solicitud pública ante Javier Santiago Madanes Quintanilla, poseedor de u$s 830 millones, 20 palos verdes menos que Héctor Pedro Poli. O el supermercadista Alfredo Coto con sus u$s 870 millones.
Casi calcado con el donativo que solicitó Aragón al millonario Julio Alfredo Fraomeni, propietario de u$s 920 millones y a quien el 1% no le hace nada. Y Francisco de Narváez con sus u$s 970 millones; o los u$s 1.100 M del fundador de Arcor, Luis Alejandro Pagani. Ni qué hablar de los u$s 1.500 millones de Eduardo Eurnekian; o la familia Werthein que posee u$s 2.000 millones, la misma cantidad de Edith Rodríguez.
“Hugo Sigman y Silvia Gold tienen US$ 2.400 millones pongan 1% para la pandemia”, enfocó la semana anterior Raúl Aragón. Mientras que a Jorge Pérez le recordó que “tenés US$ 2.600 millones, poné 1% para la pandemia”. Y el titular de Mercado Libre, Marcos Galperín, con sus u$s 2.500 millones, a quien también le dijo aquello del 1% “para la pandemia”.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here