Tucumán es la única provincia que todavía no adhirió a la Ley Micaela. El gobernador Juan Manzur y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, dos declarados antiderechos ahora en una interna que pone los derechos femeninos como disputa.

Manzur y Jaldo dos declarados antiderechos, militantes férreos de negar el acceso a la salud de las niñas y mujeres, se manifestaron diferentes por la Ley Micaela. El tema llegó a la agenda nacional mediática porque la vecina provincia comandada por el peronista antiderecho es la única provincia del país que no adhirió a la Ley Micaela.

Luego de las críticas, el gobernador tuve que salir a explicar: “Como gobernador quiero expresar todo mi apoyo para que Tucumán adhiera a la Ley Micaela” escribió en su cuenta personal de twitter el Gobernador y Jaldo lo tildó de “oportunista”.

En 2019, el gobierno de Manzur fue el protagonista del hecho más trascendente en materia de negación de derechos: el  caso de Lucía, la niña de 11 años violada por su abuelastro y que le provocó un embarazo. A la niña el gobierno de Manzur le obstaculizó la interrupción legal del embarazo y la llevó a transitar una tortura.

El feminismo no olvida las miserias de los “hombres” del peronismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here