La evolución de la representación política en cada proceso electoral no deja de sorprendernos cada dos años y ello se replica a lo largo y ancho de nuestro país en los distintos niveles estaduales parlamentarios.
La mirada pingüinera sobre la reconocida transversalidad política luego de los aciagos sucesos del año 2.001 propició esas formaciones político partidarias que opuestas o marginadas de la conducción pasaron a ser una suerte de aliados/mercenarios del oficialismo de turno y hasta con cierta “honorabilidad” como la del entonces vicepresidente de la nación Julio César Cleto Cobos…
Dicha transversalidad fue evolucionando, en todas las latitudes, y quizás ya no como una suerte de agrupación partidaria minoritaria definida sino ya ciertas personalidades de alguna manera atractivas a quién conduce el oficialismo.
Así tenemos el ejemplo de la ex diputada nacional mandato interrumpido, ex senadora nacional mandato cumplido y hoy de vuelta diputada provincial María Cristina Fiore Viñuales Hanne, que transitara cierta transversalidad en las huestes aliadas del entonces intendente de Salta, Miguel Isa para luego pasar a ser una diputada nacional kirchnerista y desembocando en una senadora nacional y popular del hoy mustio Urtubeycismo en sus últimos estertores…
La transversalidad evolucionó en transfuguismo…la pertenencia consciente y meditada de afiliarse a determinado partido político se fue anestesiando conforme las necesidades presupuestarias…
El aliarse con adversarios por despecho o rencor pareciera que ha precipitado un
resquebrajamiento irremediable en la genuina representación política…aliarse y adoptar las ideas y los principios del adversario como propios profundizó y ensanchó dicha grieta…naciste conservador pero te volviste cristinista setentista…dichas conductas han impactado casi mortalmente en la representación política partidaria…
Y como si fuera poco, la codicia del derpo imaginó una nueva evolución del modelo explorado por el llamado menemismo…aquellas figuras del deporte, del ambiente artístico podían ser dignos representantes de sus votantes…
En Salta parece que estas figuras marketineras se enseñorean, en particular, en el ambiente de la comunicación social, redes sociales y artistas populares…
Y más allá que en el espacio político ganador siempre hubo una predominancia de la estructura tradicional de construcción política territorial, hay que mencionar que también para hostigar las conformaciones políticas internas predominantes, facilitaron el primer lugar parlamentario local para una conductora de tv…
¿De quién son las bancas? La doctrina pertinente tradicionalmente sostiene que las bancas del senado pertenecen a las provincias y en las provincias a los departamentos, en cambio las bancas de las cámaras bajas pertenecen al pueblo.
Los partidos políticos pasaron a ser plataformas de lanzamientos de productos marketineros para consumo electoral…
Esto constituye un claro signo de alarma con relación a la “cosa pública” y que se contradice con la formidable construcción política que edificó el flamante gobernador electo.
La contradicción de cumplir acabadamente con todo “cursus honorum” desde concejal municipal a gobernador de la provincia o por el contrario transitar desde los programas de televisión o radiales a ser legislador provincial…
En todo caso hay algo que no cierra…honramos la política paso a paso territorial o, sancionamos decisiones políticas desde el show pasatista mediático…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here