En la gestión a punto de alumbrar el martes próximo, como en el resto del ámbito político, concluyeron que el primer semestre resultará decisivo. El dorar la píldora suplirá estrechez financiera, mientras se va apoltronando el nexo con el gobierno nacional. Será recomendable para el mandatario electo cerrar el capítulo autocelebratorio y ahondar en la obtención de qué administrar. Por: Federico Pérez.

 

 

Las cosas y las cifras son la preocupación del gobernador electo, Gustavo Sáenz, a poco más de 72 horas de jurar. Mientras a su alrededor insisten que ya tienen los nombres definitivos para integrar el elenco, pero se guardan la confirmación hasta el fin de semana, luego que dé el puntapié su par nacional. El primer semestre de la nueva administración gaucha será clave.

Al equipo que junto a Sáenz analizó el traspaso del mando provincial, liderados por  Pablo Outes, le sorprendió algunos números que grafican la diferencia entre lo que fue la gestión municipal y la que comenzará el próximo martes. Por caso, en 2019 les tocó administrar un poco más de $ 5.000 millones desde las oficinas del Centro Cívico de avenida Paraguay. “Un vuelto”, diría alguien poco afecto a lo numérico, al comparar el costo del transporte para el área metropolitana, con $ 7.200 millones que asignó en el mismo lapso la provincia al funcionamiento de AMT y SAETA, por ejemplo.

En líneas generales, la naciente administración provincial contará con un primer panorama al armar el plan maestro de gestión el próximo 18 de diciembre. Ese día, ambas cámaras del Congreso Nacional le darán el trazo fino a los números del Presupuesto 2020. De esto dependen más de dos terceras partes de los ingresos con que cuenta cada año la provincia de Salta.

En cuanto a lo legal y técnico, el reacomodamiento parcial en el Poder Legislativo le permitió caminar sin sobresaltos hasta el 10, día al que llegará con la norma que le permitirá darle al gabinete un manual de funcionamiento propio. De paso, contribuyó a que la nueva gestión muestre una imagen de cambio (nadie aventura si para bien o para peor) en la titularidad de la Cámara de Diputados y alta rosca para mantener al Vice 1° del Senado ¿Esto último reducirá el margen de maniobra al Vicegobernador? Es posible, aunque no se avizora en qué podría resultar útil.

 

Quantum Taca taca

 

Una de las fuentes que se asignó el saenzismo para transitar sus primeros seis meses se encuentra en el subsuelo. La explotación de hidrocarburos está sujeta a lo que disponga la administración Fernández, en materia de yacimientos convencionales, no convencionales y la generación a través de recursos renovables, donde, por ejemplo, la eólica le salió en estos años al Estado argentino tan onerosa como AMT y SAETA juntos. Otra historia es la minería.

Tal parece que Gustavo Sáenz dio, con la próxima tapa de la revista “Gente”, el puntazo final a su mensaje como el líder victorioso que dejaron los últimos comicios. Enhorabuena, ya que la propensión a frecuentar estos circuitos del jet set, un tanto refractarios para la mayoría de los salteños/argentinos, lo acercaba a los traspiés castizos en que incurrió Juan Manuel Urtubey en este último tramo. En cambio, GS profundizó el desarrollo de un plan minero.

Quantum es la empresa con la que inició conversaciones el futuro Gobernador, idea que compartió con su par catamarqueño, Raúl Jalil, así como también con intendentes de la región andina, liderados por Sergio Villanueva (Tolar Grande). La iniciativa de Quantum se denomina Taca Taca, desde la que se proyectó la explotación de cobre, entre otros minerales, y que permitiría la creación de unos 8.000 empleos, directos e indirectos.

Para ello, la multinacional calculó que destinando tres billetes de 1.000 millones de dólares, Taca Taca podría producir cerca de 250 mil toneladas por año de concentrado de cobre. De manera tal, podría amortizar la inversión en dos o tres años a ojos de esta corporación y permitiría a nuestra provincia ingresos por una teórica recaudación tributaria que algunas fuentes calcularon en alrededor de 500 millones de pesos anuales.

De estas cuestiones, como se informó en nuestra edición digital (Ver nota “El concejal más votado renunciaría para ocupar un cargo provincial”:  https://cuartopodersalta.com.ar/el-concejal-mas-votado-renunciaria-para-asumir-en-un-cargo-provincial/) se encargaría Alberto Castillo, si Sáenz lo confirma el próximo martes en Recursos Mineros y Energéticos Salta, REMSa.

Tal vez, en esta materia sirva tener en cuenta lo anticipado este viernes por el Presidente electo, Alberto Fernández. Un docente de la UBA consultó al eventual titular del Poder Ejecutivo nacional sobre la conveniencia de fabricar baterías de litio en nuestro país, a lo que el aludido le respondió: “Yo pienso igual que vos”. En la Secretaría de Minería, aparentemente irá como titular el sanjuanino Alberto Hensel.

 

 

No se silencio, es Salud

 

Entre el ajuar más exótico que recibirá el nuevo gobierno provincial se destacan algunas novedades en la cartera de Salud, tales como la reseñada el fin de semana anterior en Cuarto Poder, en la nota titulada “Lo que se masculla para el PAMI”. El extraño convenio entre el sistema sanitario gaucho y la obra social que asiste a jubilados y pensionados le generó, prácticamente sin despeinarse, ingresos millonarios a este Ministerio.

De estas oficinas ubicadas en calle Zuviría proviene la próxima titular de Salud, Josefina Medrano, donde se ocupó hasta el viernes 22 de noviembre de la Coordinación Ejecutiva de PAMI, fecha en la cual se despidió de los empleados. Y que dicho sea desde la perspectiva restante, saludo que fue recibido con alegría y satisfacción, y no precisamente por el futuro laboral de Medrano.

De cualquier manera, de acuerdo a lo adelantado el 23 de noviembre por este periódico Ginés González García se hará cargo de Salud en el gobierno nacional. En tanto, Luana Volnovich estará al mando del PAMI. Ni uno ni otro, al igual que sus respectivos perfiles, aparece como permeable a la continuidad de este convenio. Tampoco de las restricciones impuestas por la Cobertura Única de Salud, firmado en 2017 por el saliente ministro Roque Mascarello y rebautizado en el ambiente de galenos como “Vivan las Prepagas”.

Otro legado no menos extraño será el de un par de containers que almacena la firma OCASA, en avenida Ragone al 110 de nuestra ciudad. Hay quienes dicen que guardan dos envíos de medicamentos, otros ponen en duda la efectividad de los remedios y los restantes suponen que estarían vencidos. Otra incógnita por develar para la futura Ministra.

Finalmente, está el más que extraño caso del Hospital Perón, de la ciudad de Tartagal. Su gerente, Juan José Fernández, intentó ser contactado por nuestro equipo de trabajo, con la meta de lograr que de su versión, pero infructuosamente. El médico, al efectuar una reseña de una estafa perpetrada contra este centro de salud, afirmó al periodismo local que “toda la información” fue girada a la cartera provincial y al departamento legal del Ministerio de Salud provincial.

Pero desde el Ministerio Público precisaron a este periódico que la cartera todavía a cargo de Mascarello no presentó denuncia alguna, hasta el cierre de esta edición. Por otro lado, Fernández (Hospital de Tartagal) aseguró lo contrario en cuanto a este caso que involucra aparentemente a la proveedora Esbiplast. Por ello, la Fiscalía tartagalense pidió informes al respecto del posible perjuicio.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here