Los empleados de la necrópolis municipal reclaman por malos tratos y exigen mejoras en las condiciones laborales.

Luego de que una empleada de vigilancia denunciara a los trabajadores del cementerio por robo de cobre y otras inconductas, el gremio que nuclea a los empleados acusó a la mujer por malos tratos. A esto se suma la exigencia de mejoras en las condiciones laborales ya que, según contaron los trabajadores, no disponen ni siquiera de agua.

Walter Lávaque, secretario general de ATMPS, dialogó con la prensa esta mañana y manifestó: «Los trabajadores del cementerio estamos viviendo una situación de persecución, maltrato e insultos. Esto los tiene muy molestos. A la señora Marta Arias le dieron un memorándum para que haga vigilancia y cuide el cementerio. Pero se dedica a perseguir al personal, insultarlo y maltratarlo».

Y añadió: «Lamentablemente esto ya no puede seguir pasando. El personal es grande, son padres de familia y no es poisble que sigan aguantando esta situación».

Por otro lado, el gremialista indicó que no poseen agua potable para el consumo en el cementerio y que el tema también fue tratado en asamblea: «Nosotros llamamos ahora al director a la asamblea y ahí se va a definir cuáles son los pasos a seguir, porque hay otros temas como el agua. Los empleados no pueden siquiera tomar agua porque no tienen esa posibilidad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here