Las Fiscalías oranenses volverán a contar con atención restringida al público, debido a que esta región de la provincia decidió endurecer las medidas preventivas, luego de un caso de coronavirus detectado al final de la semana anterior. La decisión se conoció este domingo, luego que el Procurador general, Abel Cornejo, resolviera en idéntica dirección que lo dispuesto por el Ejecutivo municipal de esta ciudad norteña.
Esta determinación adoptada por el Ministerio Público Fiscal especificó que tendrá una vigencia por quince días más. Tras invocar la necesidad de proteger el equilibrio sanitario de su personal, como igualmente el de terceros, el organismo confirmó su adhesión “a los criterios de seguridad y salubridad dispuestos por el gobierno municipal de San Ramón de la Nueva Orán: para resguardar al personal, pero fundamentalmente, a toda la comunidad oranense”.
Por ello, la duración de esta medida preventiva será monitoreada en paralelo a los informes epidemiológicos que vayan ofreciendo un panorama más preciso, respecto a la evolución en las próximas semanas, a fin de mantenerla o atenuarla. De todas maneras, el MPF especificó que quienes demanden la realización de algún trámite podrán concurrir a las sedes policiales oranenses, las que funcionarán como el nexo con los fiscales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here