El adolescente imputado por el delito de homicidio calificado por ensañamiento y alevosía se encuentra asistido por un defensor oficial y decidió no prestar declaración durante la audiencia.

Desde el ministerio público fiscal informaron que el joven de 15 años, único detenido por el crimen de Sandra Palomo, se negó a declarar en la audiencia del día de ayer. Ante la renuncia de los profesionales que lo acompañaban, se le asignó un defensor oficial y se realizó una inspección ocular en la camioneta secuestrada.

La fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, María Luján Sodero Calvet, imputó el martes por la tarde a un adolescente de 15 años por el delito de homicidio calificado por ensañamiento y alevosía en perjuicio de Sandra Silvia Palomo.

Durante la audiencia de imputación, estuvo acompañado por abogados particulares, quienes manifestaron que se abstendría de declarar. En tanto, Sodero informó que este miércoles los profesionales renunciaron y se hizo cargo de la defensa del menor un defensor oficial.

También hizo saber que hoy, personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales realizó una inspección ocular en la camioneta de la víctima, que permanece secuestrada. La medida contó con la presencia de la fiscal, familiares de Palomo, la defensa del menor y testigos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here