Desde la Asociación de DDHH «Coca Gallardo”, se solidarizan con las víctimas de abuso eclesiástico, y exigen a la justicia condenas reales y efectivas, luego que el juez revocara elevar a juicio la causa contra el sacerdote Rosa Torino.

A través de un comunicado repudiaron la decisión del juez salteño Adolfo Figueroa de revocar la elevación a juicio oral de la causa contra el cura Agustín Rosa Torino.

“No es la primera vez que este magistrado beneficia a sacerdotes implicados en casos de abuso sexual”, mencionaron desde la Asociación de Derechos Humanos.

Hasta el momento hay más de 30 denuncias, 50 testimonios y se cree que más de 100 abusados dentro de la congregación Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, creada por Rosa Torino.

“Por una justicia ecuánime. Basta de encubrir curas pedófilos y violadores! Separación de la Iglesia y el Estado ya!” mencionaron.

Leer más: Los sonidos del silencio Sala IV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here