El único que se resiste a la iniciativa es el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El gobernador de Salta viajará el viernes a Buenos Aires para reunirse con el presidente Alberto Fernández. El objetivo es poner la firma al nuevo pacto fiscal. Todos los mandatarios provinciales estarán presentes. Sólo falta confirmar la presencia del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien sufrió un recorte de recursos.

Algo que también molesta al funcionario macrista es que el pacto fiscal contiene un punto controversial: establece un plazo de dos años antes de poder accionar ante la Corte Suprema o reclamar por cuestiones vinculadas por la Coparticipación. Si bien Nación está dispuesta a reducirlo a un año, desde la Ciudad quieren que directamente se elimine como una condición para su firma.

Si avanza la estipulación de un plazo, Larreta debería cancelar la presentación judicial que hizo por la quita de recursos, hasta tanto se cumpla el tiempo pautado.

También cuestiona que el proyecto obliga a mantener la exención del impuesto sobre los ingresos brutos a las Leliqs y el Gobierno porteño se mantiene firme en no ceder en ese punto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here