Una mujer con COVID-19 positivo debió ser trasladada al hospital Papa Francisco. En el trayecto una horda de vecinos apedreó la ambulancia en la que se trasladaba.

 

En la tarde de ayer se dio a conocer el quinto caso positivo de coronavirus en Salta. Se trata de una mujer de 29 años que estuvo en Santa Cruz, luego en Buenos Aires y realizó la cuarentena en su vivienda de Rosario de Lerma. Durante la noche fue trasladada al hospital Papa Francisco de la capital salteña.

Momentos antes de que se concrete el traslado de la mujer, una horda de vecinos llegó hasta su domicilio acusándola de no haber respetado la cuarentena. Algunos de ellos amenazaron con linchamientos e incluso propusieron quemar la vivienda. Una ola de irracionalidad propia de las turbas iracundas que se desatan en Springfield, lugar ficticio donde se desarrolla la serie Los Simpsons.

En medio de la hecatombe, fue apedreado el móvil sanitario en el que se trasladaba la paciente, por lo que tuvo que intervenir personal policial.

En la mañana de hoy comenzaron a circular pedidos al gobierno provincial, como así también al intendente Enrique Martínez, para aislar totalmente el municipio. Esto pese a que el cierre de accesos municipales nunca estuvo entre las recomendaciones epidemiológicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here