Un escándalo de características circenses se desató ayer por la tarde en el recinto de concejo deliberante durante la asunción de las nuevas autoridades. Acusaciones de soborno, improperios y presencia policial | Mirá el video

La ahora ex-presidenta del Concejo Deliberante de Rosario de Lerma Griselda Galleguillos protagonizó ayer una increíble escandalera durante la asunción de las nuevas autoridades. El recambio se había definido semanas atrás en una sesión especial que contó con el voto de una de sus aliadas, la edil Abigaíl Cruz. De esta forma, por mayoría simple, el sector aliado a Sergio «topo» Ramos ganó la conducción del cuerpo deliberativo.

Pero la presidenta saliente intentó por todos los medios frustrar el traspaso de mando, aduciendo que la ceremonia no cumplía con los protocolos de distanciamiento y acusando de «delincuentes» a los concejales que votaron en su contra.

«¡Miren lo que hace la corrupción! ¡Compraron a una concejal! ¡Que de la cara el hijo del topo ramos! ¡Son unos delincuentes! ¡Hace un mes y medio que no vienen a trabajar!», vociferó Galleguillos en un notorio tono de nerviosismo.

El escándalo se da días después de que su hermano, el edil Guillermo Galleguillos, denunciara al esposo de la nueva presidenta del cuerpo Noelia Faundez, de haberlo golpeado con un fierro. El hecho suscitó que el juzgado de garantías N° 4 ordenara medidas cautelares. Por tal motivo, Daniel Alberto Guzmán (Esposo de Faundez) deberá abstenerse de ejercer actos de violencia física y psíquica en contra de Guillermo Galleguillos y su grupo familiar, bajo apercibimiento de incurrir en el delito de desobediencia judicial y que se ordene su inmediata detención.

Mirá el video:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here