Está imputada como autora de los delitos de falso testimonio en concurso real con encubrimiento agravado en el marco de la causa que investigaba el femicidio de Cintia Fernández.

 

El fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personasrequirió juicio para Gimena Antonia Núñez, imputada como autora de los delitos de falso testimonio en concurso real con encubrimiento agravado. La información aparece luego que la semana pasada la madre de Cintia, Ana Fernández denunciara públicamente que la oficial se encuentra trabajando como si nada en la comisaría 101.

Ana Fernández hizo su descargo por redes sociales ante la libertad, sin aviso, de quien fue imputada y detenida inmediatamente al dar falso testimonio y querer encubrir al también policía hoy condenado por asesinato Mario Condorí. Ana apuntó directamente contra el juez de Impugnación Nº4 Edgardo Albarracín quien le dio beneficios a “esta delincuenta” como llamó a Nuñez.

La oficial no solo se encuentra comprometida en el caso del femicidio de Cintia también fue la encargada de la investigación en el hallazgo de los cuerpos de las jóvenes Luján Peñalva y Yanina Nuesch.

Núñez fue citada como testigo en la audiencia de debate por el femicidio de Cintia Fernández ya que el día del hecho, se desempeñaba como jefa de uno de los grupos investigativos que conformaban la unidad de Seguridad Personal en la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Provincia, con competencia en la investigación de homicidios y en función de su declaración bajo juramento de ley, quedó demostrado que existió un claro direccionamiento de la investigación del homicidio de la joven, evidenciado por las omisiones del informe de la imputada, la omisión de cumplir con diligencias investigativas básicas, las anotaciones tendientes a vincular a otra persona en el hecho, a desprestigiar a la víctima y a su madre y las que encaminaban a desdibujar la responsabilidad de Condorí.

En el extenso requerimiento, Ramos Ossorio cita diversos testimonios vertidos durante la audiencia de debate por la madre de la víctima, efectivos policiales y otras personas, donde se evidencia que la oficial de la Policía de la Provincia, afectó directamente la administración de Justicia al impedir y perturbar tanto la individualización del verdadero responsable del homicidio, como la reunión de elementos de convicción tendientes a reconstruir el hecho delictivo, dirigiéndose con su accionar comisivo y omisivo a facilitar la impunidad de Mario Federico Condorí, a quien conocía y con quien había trabajado en forma previa.

Otro aspecto en el que hace énfasis el fiscal, es en la decisión de involucrar y equiparar a Raúl Puca a la condición de sospecha inicial que se erigía contra CondoriFue detenido y sufrió la alteración deliberada del calzado que lucía en la fecha, al que le fue añadido intencionalmente contenido orgánico compatible con ADN de la víctima, encontrándose dicho secuestro bajo la órbita de custodia de la oficial Núñez.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here