Después del histórico triunfo sobre Irlanda, Los Pumas enfrentarán a Australia por las semifinales del Mundial de Rugby. «Todavía no me doy cuenta de lo que hemos conseguido», aseguró Nicolás Sánchez.

Nicolás Sánchez, número 10 de la selección argentina de rugby, aseguró en el sitio Cancha Llena que el triunfo obtenido por Los Pumas ayer ante Irlanda por los cuartos de final del mundial de Inglaterra es algo histórico que todavía no dimensiona en su totalidad.

Sánchez fue elegido el hombre del partido en la victoria frente a Irlanda por los 23 puntos que marcó, que lo dejaron segundo como máximo anotador del Mundial con 74, sólo detrás del escocés Greig Laidlaw (79), ya eliminado.

Al tucumano no le preocupan mucho las estadísticas, aunque el mundo del rugby ya se viene preguntando por el nuevo Juan Martín Hernández. Cuando terminó el partido en el Millennium, Matías Moroni y Lucas Noguera lo alzaron en andas y el puñado de argentinos que se adueñó del estadio -los irlandeses ya se habían ido- coreó su nombre.

«Es un momento que va a quedar grabado para el resto de mi vida. Hay que disfrutar porque ya vamos a estar pensando en las semifinales», dijo el apertura.

«Todavía no me doy cuenta de lo que hemos conseguido, trato de disfrutar el momento ahora. Haberle marcado cuatro tries y ganado por 23 puntos es el mérito aún mayor. Fueron importantes los cambios porque le dieron una inyección de energía al equipo, que ayudó para terminar de ganar por un margen mayor», consideró.

Sánchez finalizó asegurando que para ganarle a Australia, uno de los mejores equipos del mundo, Los Pumas deberán jugar los 80 minutos al mismo nivel que contra Irlanda y «no aflojar».