Ocurrió el pasado 16 de abril cuando la mujer se dirigía a pagar servicios. Además de golpearla la obligaron a no hablar con los medios. 

 

La unidad fiscal integrada por Daniel Murúa y Santiago López Soto investiga la denuncia realizada por una mujer mayor de edad de San Ramón de la Nueva Orán, contra efectivos de la policía de Salta.

De acuerdo a la denuncia ratificada en la fiscalía el 16 de abril pasado, la mujer, quien se trasladaba en moto, fue detenida por un control policial donde tres efectivos de la fuerza de seguridad la hicieron bajar del vehículo a la fuerza, la subieron a un móvil policial, le propinaron golpes de puño en la cabeza y chirlos en las mejillas y boca.

Luego la trasladaron hasta el hospital local, donde la registraron, pero no fue atendida. Posteriormente, la habrían trasladado a un consultorio privado donde bajaron las policías del vehículo, pero no la denunciante. Más tarde, durante el trayecto hasta la Comisaría 20, la insultaron y se burlaron y siguieron pegándole en la cara. En la seccional, y luego de tomar sus datos y “marcarle los dedos”, le negaron agua y la posibilidad de ir al baño.

Como si esto fuera poco, los policías amenazaron con armarle una causa penal, le negaron información sobre las actuaciones y el destino de su motocicleta. Además la «instaron» a «no realizar publicaciones contra la institución policial en los medios de comunicación».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here