Por negarse a pagar los $3000 que solicitó un miembro de la policía de la provincia en calidad de coimas para poder ingresar a la localidad de Colonia Santa Rosa, un oficial, un agente y una fémina violentaron un negocio de ropas para bebé y detuvieron a tres personas en presencia de menores.

La familia regresaba de Pichanal tras haber estado de duelo por la pérdida de un familiar y en el ingreso a Colonia Santa Rosa les tomaron la temperatura y un policía se acercó al conductor del vehículo quien es un reconocido vendedor de coca, pero está vez no estaba en ejercicio de su comercio y no podía abonar las coimas solicitadas.

Una vez que ingresaron a Colonia Santa Rosa el conductor fue interceptado en la zona comercial «Feria Vieja», y familiares cercanos observaron las discusiones entre el comerciante y la policía.
Los familiares que estaban de espectadores eran dos mujeres y tres menores, y una de ella filmaba con un celular el pleito, y con el transcurso de minutos llegó al lugar el papá de uno de los menores.

El Oficial ordenó entrar al local comercial de venta de ropa que está al lado del negocio del conductor del vehículo y que revisen con la intención de encontrar coca, pero se encontraron con tres menores asustados, uno de ellos con problemas de epilepsia y para no irse con la manos vacías decidieron detener a la propietaria del negocio y al masculino que llegó a ver a su hijo y al comerciante que conducía el vehículo, y a su vez rompieron dos vitrinas exhibidoras de ropa.


Existen rumores de que un policía que recibió un corte por romper la exhibidora, pretende acusar a uno de los detenidos por violencia con arma blanca, algo que será verificado por las cámaras de los locales adyacentes.

Tres menores presenciaron todo el dramático desenlace y se encuentra en shock por haber visto como detenían a su abuela y uno de ellos a su papá.

Los detenidos masculinos están en Colonia Santa Rosa y a la mujer la llevaron a Oran.
La hija de la propietaria del negocio de venta de ropa infantil hizo la denuncia en la secretaría de derechos humanos de nación por los abusos recibidos, el daño psicológico de los niños y las rupturas materiales del comercio y además expresó que el Oficial Daniel Díaz le solicitó el número de celular para que ver como podían arreglar.

El incidente ocurrió el lunes alrededor de horas 23:00 y luego los policías se quedaron hasta horas 05:00 del día subsiguiente realizando guardia alrededor del auto de uno de los detenidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here