Ese es el nuevo slogan con el que el intendente Alfredo Soto empapelará  la localidad de Iruya para la campaña que se viene a gobernador de la provincia de Salta.

                                                                                              Por Lola Mento

Lo cierto es que al diminuto jefe comunal se lo vio exultante de felicidad de poder posar junto al piloto de tormenta del gobierno provincial Fernando Yarade. El intendente conocido más popularmente como “guardavidas de charquito”, está de más acostumbrado a pivotear con la altura -ya que su municipio se encuentra a casi tres mil metros sobre el nivel del mar- y para él no fue un tema para terapia, el sacarse una fotito con el lungo candidato a gobernador que detenta una altura de 2,05 cm.

La publicación en redes sociales tuvo, como era de esperar, un sinnúmero de comentarios entre los que podemos mencionar: “Parecen evo con ginobili”, “Quien es el.petiso ese…el cantante del grupo guinda jajajj”, “dice el de saco…yo voy a tratar de llegar hasta donde alcance…luego continuara mi compañero y llegaremos muy alto!!!”,  “Eso si que es llegar asta el corazón 😂“Pero quien es esa criatura ??? es menor y no puede ni debe andar en política , como todo niño solo debe jugar , no al uso de menores en propaganda política”.

La cosa se puso tan chistosa que los asesores del candidato que detenta una altura mayor que la inflación, ya se consiguieron de Sprayette un banquito plegable que desde la próxima semana no podrá faltar en los viajes de Yarade, a fin de que las fotografías sean más prolijas. Al fin y al cabo, no hace falta andar por ahí humillando a todos sus comprovincianos que somos en gran parte, negados para la altura.

Y el intendente, se fue ahuecando su voz, mientras se lo escuchaba decir: Ya probaste el chiquito, ahora proba el Grandote!