Junto al inicio de la cuarentena total obligatoria en Argentina, se produjo de manera desapercibida el equinoccio de otoño.

En medio de la pandemia de coronavirus (COVID-19) y del anuncio de la cuarentena total obligatoria en Argentina se desarrolló el cambio de estación.

Si bien es cierto que solemos asociar los cambios de estación a los días 21, astronómicamente tenemos que asociarlo al momento en que ocurre el equinoccio. Ese preciso momento está determinado por el paso del Sol por el ecuador celeste. Ese día en particular la duración del día es igual al de la noche, de allí su nombre que proviene del latín aequus (igual) y noctis (noche).

Esta situación se debe a la inclinación del eje terrestre y su desplazamiento alrededor del sol, por lo que la situación se produce en dos momentos específicos del año, en el equinoccio de otoño y en el equinoccio de primavera, uno en marzo y el otro en septiembre.

A partir de hoy los días comenzarán a ser más cortos que la noche, perdiendo aproximadamente 3 minutos diarios de luz. Esto se debe a que el sol saldrá un poco más de un minuto más tarde por día y se pondrá algo más de un minuto más temprano cada día.

Esto hará que lleguemos al mínimo período de luz diurna en el comienzo del invierno astronómico, que como comentamos se dará el 20 de junio.

Por la extensión de sur a norte que tiene nuestro país, la variación de horas de luz diurna varía de manera muy significativa, presentando los días más cortos sobre Tierra del Fuego y los más largos en el norte argentino, sobre la provincia de Jujuy. Esta situación se revierte en el período de verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here