Daniel Murillo fue citado por la justicia por relatar el escrache que padeció el camarista Jorge Villada acusado de abusar de una joven. La citación refuerza versiones que vinculan a la Procuración que dirige López Viñals con el Nuevo Diario que adelantó la noticia y presentó a Murillo como periodista de Romero.

Jorge Villada no es un funcionario judicial más: es el jefe de la Justicia de Salta y Jujuy. De allí la trascendencia que tuvo el hecho que el periodista Daniel Murillo relatara en su programa radial. El hecho ocurrió en un restaurante del paseo Güemes la semana pasada cuando un hombre y una mujer le increparon al camarista supuestos abusos sexuales en contra de la hija del hombre. Murillo había dicho: “El hombre almorzaba con colegas jueces de Buenos Aires, Jujuy y otras provincias, cuando un padre ofuscado de típico apellido salteño se le paró al lado de la mesa para reclamarle un supuesto abuso sexual en contra de una de sus hijas”. En la escena intervino la hermana de la supuesta abusada y mirando a los ojos al juez lo desafió: “a ver, negámelo hijo de puta, negame todo lo que yo misma vi, abusador de mierda”. El escrachado quedó duro, blanco y en silencio. Sus invitados no sabían que cara poner ni como reaccionar frente a la furia de un padre y una hija que le reclamaban un abusos sexual al hombre que tenía que pagar la cuenta”.

En la edición de hoy, el Nuevo Diario le dedico una página a anunciar que el periodista sería citado a declarar. Además de ello, hizo una presentación altamente descalificadora del propio Murillo al que lo presentó como un periodista al servicio de Juan Carlos Romero. Sin embargo, lo mas curioso ocurrió al mediodía del lunes cuando la profecía del Diario Chiquito se cumplió y la citación de la Justicia para con el periodista se concreto. La coincidencia no hizo mas que confirmar lo que hace meses se difunde en los ámbitos periodísticos: que la línea editorial de ese medio es la Procuración General de la provincia dirigida por el ultra “U” Pablo López Viñals, razón que explicaría no sólo el acceso a información sensible que de todos modos no produce grandes informes periodísticos en ese medio; sino también que el diario de juguete como lo denomino Murillo tomara abierto partido por el oficialismo y buscara asociar al periodista como alguien al servicio de Juan Carlos Romero.

En ese sentido, Murillo posteo en su cuenta de facebook un escrito sober la cuestión que a continuación transcribimos integro:

“La semana pasada relaté el escrache que sufrió en un restaurante el camarista federal Jorge Villada. Un padre y su hija le reprocharon a los gritos un abuso sexual en un episodio virulento que devino en una citación judicial para presentarme a declarar ante la fiscal penal número 3, Mónica Poma. La citación llegó a la radio hoy, lunes 29 de setiembre, pasadas las 12. Sin embargo, el Nuevo Diario de Salta ya me había informado en su edición matutina acerca de lo que ocurriría: www.nuevodiariodesalta.com.ar/noticias/12291/investigan-un-periodista-de-romero-que-informo-un-.html.

No es la primera vez que la Procuración General de la provincia filtra información personal de ciudadanos que se enteran por el diario de los requerimientos de la justicia a su respecto. Es sabido que un chupamedias que la juega de doble agente escribe incluso los artículos que luego publica sin firma ese diario de juguete. ¿Qué sentido tiene mi declaración?, no sabría explicárselo al lector. Tal vez los avezados escribas del panfleto que afirma que la justicia me está investigando tengan razón. Por lo pronto entiendo que si citan al relator del episodio, también deberá declarar el camarista aludido, no sea que mis colegas tengan razón y lo único que importa en esta historia es el nombre de la víctima del supuesto abuso”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here