El aeropuerto internacional Martín Miguel de Güemes suspendió todas sus actividades debido a que la autobomba aeroportuaria falló.

Sin la autobomba, por normativa internacional de seguridad, los aviones no pueden aterrizar ni despegar.

Ante ello, cientos de pasajeros se agolparon en el edificio aeroportuario para reclamar y manifestar su incredulidad por no poder viajar debido a que el aeropuerto de uno de los principales destinos turísticos del país, no tenga autobomba.

Hasta tanto se solucione el problema, Aerolíneas Argentinas derivó las operaciones al aeropuerto de Jujuy, mientras que Flybondi y Jetsmart no brindan respuestas a los pasajeros ya que sostienen que “es problema del aeropuerto”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here