Un abogado anunció que impugnará en la justicia la expropiación del Pereyra Rozas. Desde Aguas del Norte señalaron que habrá problemas con el servicio del líquido elemento.
No le será tan sencillo para el gobierno llevar a buen puerto esta idea. Ayer, el abogado del albacea de la sucesión de Pereyra Rozas, Luis Santander, dijo que impugnará judicialmente la expropiación del predio
Santander representa nada más ni nada menos que a Ricardo Lona, quien como albaceas debe hacer cumplir la última voluntad de Pereyra Rosas. Santander dijo en Aries Fm que «la venta de esas tierras están destinadas a caridad y en una expropiación no se va conseguir ese objetivo porque el Estado deposita el valor fiscal».
Asimismo, sostuvo que con la expropiación se produciría también una modificación desde el punto de vista legal, porque en los hechos se modifica el Código de Planeamiento, con lo cual habría un avance del Estado provincial sobre el Municipal. Y ya que estaba, Santander siguió metiendo palos en la rueda: dijo que “habría que sacar una Ordenanza de excepción para cada una de las viviendas que se construyan; «el planeamiento municipal tiene una planificación para 80 mil viviendas y el Gobierno para 8 mil».
Y como si esto fuera poco, Normando Fleming, integrante del directorio de Aguas del Norte, dijo que para una nueva urbanización es necesario que se hagan estudios de factibilidad de todos los servicios, entre los cuales el del agua es de los más importantes. Y, previsiblemente, no se hicieron esos estudios. Fleming dijo que la zona de Pereyra Rozas es una zona servida, pero no conectada, lo que implica una enorme inversión para llevar agua, servicios de desagües cloacales y electricidad.
Como para terminar de lechucear la cuestión recordó que actualmente se registran muchos cortes de agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here