Hace una semana fue el juez Reynoso de Orán quien dio una entrevista para detallar la saturación de casos narco en la frontera. Ahora se suma el juez Medina, quien asegura que en el norte “No podemos más”.

Según los datos brindados hace un par de días por el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, la situación en esa frontera para un juez, a estas alturas del partido, está candente: 22 mil causas y 300 detenidos a su cargo. Eso fue lo que declaró en una entrevista a una radio cordobesa.
Ahora su par de la capital, el juez Miguel Medina, se refirió con términos similares a la situación salteña en cuanto a frontera, drogas, causas y narcos refiere. “Acá en el norte del país estamos en el mínimo de las posibilidades. No podemos más. Porque nuestras estructuras son escasas y nuestra capacidad de alojamiento de detenidos es peor”, mencionó en una entrevista para la radio porteña La red. En cuanto a la situación oranense mencionó que “cuando decimos que no podemos más, nos referimos al juzgado de Orán, enclave muy cercano a la frontera. Están desbordados. Tienen incapacidad de personal, deficiencias edilicias y falta de lugar para los detenidos”.
Esta declaración viene de la mano del reclamo, por parte de los jueces del norte, a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que haga algo con la situación de los pobres jueces norteños que están hasta las manos de tanta causa, tanto narco y tanta farafa que pasa por este lugar.
“En la frontera norte tenemos el problema de tráfico terrestre, de contrabando, principalmente por la ruta nacional 34, que es la más utilizada para llegar al sur del país. Y en Salta lo que nos sucede es que aumenta el microtráfico porque cada vez hay más consumidores”, aclaró el juez.