Foto: Face ADIUNSa

 

El jueves 8 de agosto el gremio ADIUNSa llevó a cabo un homenaje a desaparecidos y asesinados de la universidad en la última Dictadura Militar Argentina. De ese tiempo quedan varios testimonios y algunos documentos que retratan el horror de esa época. (Gabriela Hernández)

El acto en homenaje a los desaparecidos de la U.N.Sa estuvo lleno de memoria y emociones ya que se contó con la participación de familiares de los que fueron en vida estudiantes, docentes y trabajadores de la universidad que perecieron ante las fuerzas represoras por militar por una sociedad mejor y una educación para todos.

Fueron 24 las personas pertenecientes a la comunidad universitaria hasta ahora registradas, que desaparecieron o fueron encontradas asesinadas. La universidad fue creada en 1972 y en 1976 ya había sido intervenida arrancando con cesantías, listas negras y regímenes disciplinarios para estudiantes de los cuales algunos puntos se mantienen hoy en la Facultad de Ingeniería de la U.N.Sa, sometiendo a los alumnos a no generar “ningún tipo de desorden”. Las placas con la imagen de los desaparecidos están clavadas en las aulas más antiguas de la universidad, este año se pudo descubrir dos placas nuevas.

En su memoria

Juvencio Elpidio Palavecino: nacido en Santiago del Estero, llega a Salta a comienzos de la década del ‘70 por cuestiones laborales, ya que viene como trabajador de correos a desempeñarse en el Teletipo de la Ciudad de Orán. Se inscribe como estudiante en la carrera de Antropología de la Sede Orán. Es desaparecido el 27 de marzo de 1976 en la misma ciudad. Tenía 35 años al momento de su secuestro.,

Ángel Esteban Rodríguez Concha: nacido en Salta el 18 de diciembre de 1953. Estudiante de la Carrera de Contador Público Nacional en la Facultad de Ciencias Económicas de Sede Salta. Fue asesinado el 24 de septiembre de 1976 y su cuerpo arrojado en la vía pública frente al predio universitario de Campo Castañares, con evidencia de torturas y disparos en su cuerpo. Tenía 22 años al momento de su asesinato. El cuerpo fue descubierto por su compañera de clases, la cual lo reconoció directamente a pesar del mal estado en el que Concha se encontraba por las torturas. El descubrimiento de su placa fue acompañado por sus hermanas las cuales no pudieron evitar tocar su foto y soltar lágrimas.

Otro familiar presente fue el hijo de quien fuera en vida Jorge Alberto Bigi Marquez docente de la U.N.S.a y Director de la Sede Tartagal, Pablo Bigi se emocionó y dedicó unas palabras a su padre, respecto al evento comentó a Cuarto poder: “Básicamente el acto para mi significa primero que lo que se rescata es la memoria, tener presente a las personas que ya no están, desaparecidas en el proceso militar , segundo la emoción que significa que los docentes de la U.N.Sa se acuerden de ellos y que siempre se los tenga presente, personalmente poder reencontrarme con mi papá aunque sea en el aula”.

Cesantías

En la siguiente imagen vemos como eran despedidos docentes y trabajadores de la universidad, por el mandato que tenían los interventores del proceso de reorganización nacional de eliminar todo vestigio de pensamiento o ideología que estos consideraban subversivo y a quienes lo propagasen, el más afectado fue el departamento de Humanidades al considerarlo los militares “cuna de subversión”

J.U.P Juventud Universitaria peronista

En la siguiente imagen vemos una lista de estudiantes pertenecientes a la Juventud Universitaria Peronistas, de los cuales casi todos fueron desaparecidos, asesinados o no tuvieron otra opción que exiliarse en otros países o mantenerse ocultos en la provincia, sus placas también están en las Aulas, estas imágenes son clave a la hora de reconstruir la identidad política de estas personas, ya que las tuvieron que negar por mucho tiempo y por miedo.

Se rumorea que este tipo de listas fueron entregadas al ejército como listas negras, para la posterior persecución.

 

Régimen disciplinario para estudiantes

Entre los puntos más polémicos del régimen disciplinario al que se sometió a los estudiantes de la U.N.Sa para según los militares “la necesidad de normar en materia disciplinaria, general y común a todo el alumnado de la Universidad” están:

ARTICULO 3°. _ Podrán aplicarse las siguientes sanciones: a) Apercibimiento b) Suspensión hasta cinco (5) años c) Expulsión. Si bien en este artículo se nombra como máximo la sanción por 5 años, había sanciones que expulsaban e inhabilitaban el ingreso a cualquier universidad nacional hasta por el periodo de 10 años

ARTICULO 5°. _ Se hallan sometidos a la potestad disciplinaria de la Universidad y Departamentos los alumnos regulares por los actos que ejecuten en los / locales universitarios o fuera de éstos en tanto afecten, en cualquier medida, el decoro, la disciplina o el prestigio de la Universidad Nacional de Salta.

Incluso se instaba a los integrantes de la comunidad universitaria a denunciar a los que incumpliesen con el régimen

ARTICULO 6°. _ Toda denuncia por actos contrarios a la disciplina deberá presentarse por escrito, con indicaci6n de hechos y personas intervinientes. Si mediaren razones de urgencia, podrá formularse denuncia verbal, pero deberá ratificarse dentro de las cuarenta y ocho (48) horas por escrito, Los sumarios por actos contrarios a la disciplina podrán, también, promoverse de oficio.

El más polémico fue el articulo 20 el cual denotaba el odio ideológico, también se impedía el ingreso:

ARTICULO 28,- Queda Prohibido el ingreso a esta Universidad de toda persona / que se encuentre comprendida en las causales del artículo 20 de la presente,

ARTICULO 20,- Serán sancionados con apercibimiento, suspensión o expulsión, acorde con la gravedad de la falta cometida los alumnos que se encuentren incursos en algunas de las siguientes causales:
a) Realizar en la Universidad actividades que asuman formas de adoctrinamiento, propaganda, proselitismo o agitación de carácter político o gremial, / docente, estudiantil y no docente,
b) Cuando incurra fuera del ámbito de la Universidad, en actos que denoten / peligrosidad actual o potencial para la seguridad nacional, los que deberán estar fehacientemente acreditados por vía de información producida por las fuerzas de seguridad,

Es de sumo conocimiento que los estudiantes que caían en sanciones eran denunciados también ante el gobierno provincial y nacional para ser investigados y perseguidos. Hoy la polémica es que en la Facultad de Ingeniería este régimen siga en ejercicio y que se haya modificado solo un poco, ya que al leer los puntos de las disposiciones actuales no se encuentran muchas diferencias.