Pidieron pista para formar parte del operativo. Desde el Ministerio de Salud ni les contestaron.

Como si en el norte de Salta estuviera todo bien, la ministra de Salud se da el lujo de rechazar ayuda.
Los ninguneados, en este caso, son los integrantes del grupo ENASHU. No son improvisados: entre 2014 y 2019 realizaron más de 50 operativos en parajes y comunidades del Chaco Salteño. Cuando se enteraron de la declaración de la Emergencia Socio-Sanitaria, intentaron coordinar el operativo con el Ministerio de Salud. Jamás le respondieron.
Esta organización Multidisciplinaria Internacional de Salud está dirigida por enfermeros y se formó con el objetivo de brindar Asistencia Humanitaria, a través de Operativos Sanitarios en el Norte Argentino, Sur de Paraguay y Sur de Bolivia. Trabajan con equipos en el terreno, proporcionando cuidados de salud a las personas que se encuentran en situación precaria.
A través de un comunicado, informaron que realizarán un nuevo Operativo Sanitario en la zona de Santa Victoria Este, del 22 al 26 de abril de 2020. “Se ha intentado –infructuosamente- la comunicación directa con la Sra. Ministro de Salud de la provincia de Salta Dra. Josefina Medrano, por los diferentes canales oficiales, habiendo presentado incluso tres notas por Mesa de Entradas del Ministerio de Salud provincial (la última fechada 06/02/2020, C° 321 N° de Exp. 27.015), con el único objetivo de establecer la articulación de la colaboración en materia sanitaria con el Comité de Crisis de ese ente provincial, luego de la declaración de la Emergencia Socio-Sanitaria por el Gobernador de la provincia Sr. Gustavo Sáenz, por 180 días en los departamentos de San Martín, Rivadavia y Orán”.

La organización cuenta con la experiencia de más de seis años trabajando en esa zona. “Ha sido testigo de la marcada pobreza estructural en servicios de salud, habiendo incluso intentado derivar urgencias y emergencias atendidas en el monte, bajo la lluvia y con caminos intransitables. Se vivenciaron los efectos de las altas temperaturas en la mayoría de las comunidades, donde sufren la falta de agua potable o bien cuenta con pozos sólo de agua salada, con alto nivel de arsénico o agua contaminada con plaguicidas. No existe la seguridad alimentaria y las personas viven expulsadas de sus propias tierras, debajo de algunos palos y un nylon negro que los cubre a modo de viviendas. En los distintos operativos sanitarios solo se ha encontrado desolación, enfermedades de la extrema pobreza, exclusión, segregación y muerte”, dice el durísimo comunicado.

Todo indica que el operativo se hará igual, pese a Medrano. Los profesionales médicos llevarán una farmacia de campaña con más de 40.000 medicamentos; insumos médicos y todo lo necesario para atender urgencias y emergencias en cualquier etapa etaria, y partos de baja complejidad (instrumental, farmacología, e insumos); test rápidos de embarazo, chagas y HIV entre otros elementos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here