El mismo juzgado Federal que ayer imputó a Olmedo hoy desestima la denuncia hecha por el empresario Matías Huergo, contra Martin Grande, actualmente legislador nacional. La denuncia también incluía funcionarios de la AFIP y miembros de la Justicia Federal, porque serían «víctima de tareas de inteligencia».
La denuncia se origina en los primeros meses de 2019, cuando por una investigación seguida por la Justicia Federal se allanó la Municipalidad de Salta por la emisión de facturas apócrifas.
En mayo de ese mismo año se produjo la detención del empresario Matías Huergo, como consecuencia de esa investigación, encuadrada en la figura de asociación ilícita.
La causa se dividió en dos. Por una parte la Justicia Federal empezó a investigar la defraudación al Estado, mediante una presunta asociación ilicita. Pero por otra parte, la justicia provincial, debía encargarse del perjuicio que recaía en el municipio capitalino.
Fue ahí que el empresario Matías Huergo, realizó la denuncia contra el diputado nacional Martín Grande, a quien lo acusó de ser ideólogo de una acción en su contra, que incluyó tareas de inteligencia, escuchas ilegales, detención ilegal, maltrato, amenazas y extorsión, llevadas a cabo por funcionarios de la AFIP, con el  aval de los funcionarios de la Justicia Federal de Salta.
Hasta ahí las cosas hasta ahora, que el Juzgado Federal de Salta 2, a cargo de Miguel Antonio Medina, resolvió desestimar y archivar las actuaciones iniciadas por Huergo debido a “todas las medidas dictadas conforme a los estándares constitucionales y convencionales y que no se trataba de prácticas de inteligencia ilegales, como fundamentó Huergo en su denuncia, sino diligencias propias de una investigación penal ordenadas por auto fundado del magistrado que intervino”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here