En 2015, advirtieron a Primera Infancia respecto a eventuales problemas legales con la recolección de datos personales.

En el descargo que este fin de semana dio el ex ministro Carlos Abeleira aclaró que los datos sobre desnutrición están en poder del Gobierno provincial, al cual dejó en posición incómoda. Ni siquiera la remera “Tommy Hilfiger” del ex titular de Primera Infancia se sonrojó al efectuar esta indicación que la base con “los datos son, están y estuvieron en poder del Estado” en lo relativo a pobreza extrema e indicadores sociales críticos. Es decir, el panorama está graficado, de la acción mejor ni acordarse.
La explicación del otrora titular de Primera Infancia, si bien lo libró de esta duda que existía en cuanto a en manos de quién/es estaba este archivo, por otro lado dejó mal parada a su propia gestión al frente de esta cartera encargada de combatir la mortalidad infantil y parcialmente a la gestión provincial actual. De la que, sin embargo, Abeleira aún mantiene la expectativa por presidir la Agencia de Tecnología e Información.
Con lo cual queda por preguntarse si a esta actitud contemplativa que fue el rasgo de la gestión Urtubey, igualmente trasladable a las cuestiones en defensa del género femenino, la de Gustavo Sáenz seguirá honrando y rindiendo honores.

Sobre obtención y uso de los datos

En paralelo, Abeleira señaló que estos “datos que tenemos son de censos, tomas de información, que se hicieron en un determinado momento”. Y en la piel de un funcionario público, estimó que “uno estudia esa información y con esa base se determinan acciones. Pero es información de un momento determinado”, alternó en esta seguidilla de ponderaciones y atenuaciones que ofreció este domingo a diario El Tribuno.
En contraste con lo publicado por “Cuarto Poder”, el ex Primera Infancia aseguró que “la base de datos fue recolectada con el consentimiento de los aportantes, eso es muy importante dejar en claro”. En un artículo anterior, titulado “Pero amigo Charly”, habíamos apuntado respecto a “la falta de claridad relativa al manejo de la base de datos, que si es de ´Horus´ o del Estado provincial; pero también en cuanto a la (i)legalidad en la recolección de este material”.
En tal sentido fue dirigida la advertencia que recibieron Abeleira, el ex Jefe de Gabinete Carlos Parodi, el ex de Finanzas, Sebastián Gomeza, cuando presentaron esta plataforma hoy polémica ante el Observatorio de Violencia contra la Mujer: que podría ser violatoria de los Derechos del Niño y derechos personalísimos protegidos por la Constitución Nacional. Esto fue en diciembre de 2015, como lo atestigua una de las fotos que acompaña a esta nota y en la que también puede apreciarse, ya que fue testigo de aquel aviso contra esta recolección de datos, la actual asesora gubernamental Pamela Caletti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here